Nuevos enfoques necesarios para la activación del mercado laboral

07, febrero

Una opinión de Denis Pennel, director gerente, Confederación Mundial del Empleo Uno de los muchos desafíos que ...

Una opinión de Denis Pennel, director gerente, Confederación Mundial del Empleo

Uno de los muchos desafíos que enfrenta el mundo laboral actual es la perspectiva de mercados laborales cada vez más ajustados. Una variedad de factores que incluyen el envejecimiento demográfico en muchas partes del mundo, el desarrollo de formas de trabajo más flexibles y diversas, y la mayor tasa de creación y destrucción de empleos han dado como resultado tasas más altas de participación en el mercado laboral. y una escasez de candidatos y habilidades en muchas áreas.

En pocas palabras, encontrar y asegurar talento se ha convertido en un trabajo de tiempo completo en sí mismo y en un enfoque creciente para los empleadores. Esto lo vemos en todo el ecosistema laboral, no solo en las empresas, sino también en el sector público, los municipios y las ONG. Las organizaciones tienen que anticipar sus necesidades laborales con más cuidado. Deben tener en cuenta no solo sus requisitos actuales, sino también las habilidades que necesitarán en cinco años para poder planificar el futuro y buscar el talento que necesitan.

En muchos sentidos, este mismo desafío también se enfrenta a los trabajadores. Los avances tecnológicos, la automatización y el auge de la IA significan que todos tenemos que adoptar el aprendizaje permanente y la necesidad de adquirir nuevas habilidades a lo largo de nuestra vida laboral para mantener nuestra empleabilidad permanente. Necesitamos tomar el control de nuestras carreras, reconocer dónde están surgiendo áreas de crecimiento e identificar cómo podemos obtener la capacitación que necesitaremos para acceder a ellas.

Una forma de abordar la falta de talento es traer de vuelta a las personas al mercado laboral. De hecho, mantener a las personas en el empleo es de interés para todos, ya que la investigación confirma que los largos períodos de desempleo tienen un impacto perjudicial significativo en el bienestar económico de las personas y en su futura empleabilidad. Las economías necesitan políticas de activación efectivas que den acceso a más personas a la fuerza laboral y las capaciten para hacer el trabajo disponible.

Sin embargo, para que las políticas de activación desempeñen un papel realmente efectivo en la transformación de los mercados laborales, el enfoque debe alejarse de los solicitantes de empleo y los trabajadores desplazados y las políticas de activación tradicionales y “curativas”. En cambio, para anticipar mejor el cambio y las transiciones, necesitamos políticas de activación que se centren en aquellas personas que ya están empleadas y que adopten un enfoque que los apoye durante toda su vida laboral. Las políticas de activación deben pasar de ser reactivas a ser proactivas y considerar la mejor manera de apoyar a las personas en cada etapa laboral: desde quienes ingresan por primera vez al mercado laboral; a las personas que navegan por la coexistencia de diversas formas de trabajo y buscan identificar cuál se adapta mejor a su situación y necesidades; para acompañar a los trabajadores a tomar descansos profesionales; y finalmente para apoyar a los trabajadores de más edad en la retirada gradual del mercado laboral.

Si queremos alcanzar el Objetivo 8 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas de “promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”, entonces necesitamos una mejor planificación y cooperación entre los diferentes actores del mercado laboral. Las asociaciones público-privadas presentan una oportunidad interesante pero no funcionan de manera óptima en la mayoría de los países. Como intermediarios, especializados en igualar la oferta con la demanda en el mercado laboral, el sector de servicios privados de empleo tiene un sólido historial de incorporación de personas al trabajo. En 2017, la industria global encontró empleos para 53 millones de personas en todo el mundo y está en una buena posición para apoyar tanto a las organizaciones como a los trabajadores para facilitar las transiciones.

El sector de agencias de trabajo temporario ofrece una ruta efectiva para trabajar para muchas personas, incluidos los grupos más vulnerables, como los jóvenes, los migrantes y los que antes estaban inactivos. El sector también ha ampliado su oferta de servicios para incluir productos más personalizados que apoyan tanto a las organizaciones como a las personas para asegurar el talento y el empleo. La subcontratación de procesos de reclutamiento (RPO), donde las empresas externalizan sus necesidades de reclutamiento y recursos humanos a un proveedor especializado, creció un 15% a nivel mundial en 2017 y un 33% en Europa, Oriente Medio y África. Los servicios de gestión de carrera también se están diversificando, apoyando a las organizaciones para mejorar el talento interno para cubrir la escasez de habilidades y ofreciendo apoyo de reubicación para la transición de los empleados despedidos a nuevas oportunidades.

A medida que el panorama laboral continúa evolucionando en línea con los cambios sociales, tecnológicos, demográficos y económicos, los intermediarios, como los servicios privados de empleo, serán vitales para apoyar tanto a las organizaciones como a los trabajadores, reduciendo así la fricción en el mercado laboral y manteniendo altos niveles de participación.

Acerca de Denis Pennel

Managing Director de la World Employment Confederation, Denis Pennel es un experto en mercados laborales, con extenso conocimiento y años de experiencia en cuestiones de empleo tanto a nivel mundial como de de la Unión Europea. Ha publicado varios libros en inglés y francés, describiendo las nuevas tendencias del cambiante mundo del trabajo, y participa frecuentemente como orador en conferencias internacionales.

Sigue a Denis en Twitter @PennelDenis

Acerca de WEC

Como Confederación Mundial del Empleo, WEC es la voz del sector del empleo a nivel mundial, representando habilitadores de mercados laborales en 50 países y a 7 de las empresas más grandes de soluciones en fuerza laboral. WEC brinda un acceso y compromiso único con hacedores internacionales de políticas (OIT OCDE, Banco Mundial, FMI, OIM, UE) y grupos de interés (sindicatos, la academia, think tanks, ONGs). Sus principales objetivos son ayudar a sus miembros a desarrollar sus negocios en un marco legal regulado de manera positiva y ganar reconocimiento por la contribución positiva que hace el sector al mejor funcionamiento de los mercados laborales.

Sigue a WEC en Twitter @WECglobal