Los mercados laborales modernos necesitan de la intermediación responsable para crear estabilidad y previsibilidad

08, octubre

Por Denis Pennel En el dinámico y fluctuante mercado laboral actual, la creación y destrucción de empleos está ...

Por Denis Pennel

En el dinámico y fluctuante mercado laboral actual, la creación y destrucción de empleos está ocurriendo a una escala sin precedentes. Mientras que nuestros abuelos y bisabuelos tuvieron en promedio tres empleos a lo largo de sus vidas, el número actual se ha, por lo menos triplicado, y en los años por venir no será raro que las personas cambien de trabajo cada 2 o 3 años. Eso da una sumatorio de aproximadamente 30 trabajos diferentes en una trayectoria laboral promedio. No solo son los trabajos los que emergen y desaparecen a un ritmo cada vez más rápido. Mientras que en la década de los 80 las empresas tenían un promedio de vida de 35 años, en la actualidad este número ha caído por la mitad, y la mayoría existe solo por 15 años.

Esta nueva realidad conlleva tanto beneficios como desafíos. Por un lado, las personas pueden experimentar diferentes tipos de trabajo, garantizando que no se estanquen y que mantengan un set de habilidades actualizado mientras pasan de empleo a empleo. Tratándose de un mercado en movimiento, las personas se sienten más cómodas ante la idea de dejar su trabajo voluntariamente y buscar algo que les parezca más interesante o adecuado a sus necesidades. El lado negativo implica que las personas siempre tengan un ojo puesto en el mercado laboral y se estén preguntando cuando surgirá la próxima oportunidad de trabajo. Esto puede ser estresante, molesto y consumir mucho tiempo. Entonces, ¿Cuál es la respuesta?

La Confederación Mundial del Empleo ha emitido cinco recomendaciones para gobiernos y hacedores de políticas públicas con el fin de apoyar el funcionamiento eficiente de mercados laborales modernos. Una de las principales es la necesidad de intermediación responsable con el fin de facilitar el proceso de búsqueda de empleo tanto para los trabajadores y empleadores, y para traer cierta estabilidad y previsibilidad a mercados laborales complejos.

La Confederación realizó un llamado a garantizar un campo de juego nivelado entre intermediarios del mercado laboral. Actualmente existe un rango de operadores que brinda servicios de intermediación y cada uno de ellos juego un rol en unir trabajadores y puestos de trabajo, garantizando transiciones rápidas y adecuadas. Al habilitar el movimiento de trabajadores entre una oportunidad y la próxima, podemos optimizar la penetración del mercado laboral y garantizar que las personas estén constantemente trabajando.

La mayoría de los mercados tienen servicios públicos de empleo cuyo rol es actuar como intermediarios y encontrar trabajo a quienes lo buscan. Es importante que estos servicios funcionen de manera coordinada con los servicios privados de empleo para dar apoyo a los trabajadores en la construcción de sus carreras. Existen varios ejemplos en Europa y Norteamérica de asociaciones público-privadas exitosas entre servicios de empleo, y algunos gobiernos han pasado a confiar en sus colegas del sector privado para que les brinden apoyo en la optimización de los niveles de empleo y la generación de transiciones más sencillas. Ambos servicios de empleo trabajan en conjunto para brindar formación en habilidades y orientación profesional, pudiendo operar de forma simbiótica para apoyar a las personas a lo largo de sus trayectorias laborales. Para la Confederación Mundial del Empleo este escenario es alentador, e insta a maximizar las oportunidades tanto para las organizaciones como para los trabajadores.

Otra acción clave es que los gobiernos y los hacedores de políticas públicas brinden apoyo a la existencia de relaciones laborales tripartitas – ya sean agencias de trabajo, organizaciones coordinadores, o plataformas de talento online. En estas situaciones, los trabajadores son empleados por una agencia que asume el rol de gestionar sus carreras y conseguirles trabajo. El intermediario realiza un contrato separado con la empresa para poner a disposición a un trabajador. Esta relación triangular es sumamente efectiva en mercados laborales que tienen fluctuaciones, ya que los intermediarios se mantienen cerca del espacio de trabajo y conocen donde se encuentran las oportunidades laborales. Sumamente importante es el hecho de que el sistema también reconcilia la necesidad de equilibrio mediante flexibilidad y seguridad dentro de un marco regulatorio seguro. Brinda al trabajo un flujo estable de trabajo y la seguridad que quiere y necesita, y al mismo tiempo le ofrece a la empresa cliente la flexibilidad que busco al brindar una fuerza de trabajo que puede aumentar o reducir conforme a sus necesidades.

Finalmente, los servicios de intermediación deben implementar estándares de calidad para prácticas de reclutamiento transfronterizas, y garantizar que la regulación existente sea aplicada. Esto es clave teniendo en cuenta que nuestro mercado laboral es cada vez más global y los trabajadores son contratados en un mercado para ser colocados en otro. Si podemos reconciliar las predicciones de suba y baja de demanda de empleo en el mundo en los años por venir, podremos brindar garantías a las empresas y a los trabajadores, y permitirles buscar oportunidades en una fuente de empleo mundial.

Con la diversidad actual de contratos, es factible que las personas trabajen bajen diferentes esquemas de empleo durante sus trayectorias laborales –full time, part time, contratistas, autoempleados, trabajadores de agencia, etc. Los mercados laborales que operan con tantos contratos necesitarán mayor apoyo de parte de intermediarios para poder trabajar de forma eficiente. Ya hemos visto la emergencia de portales online tales como UpWork y Task Rabbit, los cuales actúan como intermediarios, uniendo oferta y demanda. Las redes sociales, como LinkedIn, también son cada vez más populares como un mecanismo informal para contactar personas y habilitar oportunidades de empleo full time o part time.

Estoy convencido de que, ya sea que se trate de más trabajos tradicionales, o de la emergente economía gig, veremos un mayor crecimiento de intermediarios que están bien ubicados para facilitar las transiciones en los mercados laborales y unir trabajadores a oportunidades laborales en cualquiera de sus formas. Debemos estar abiertos a esta situación y garantizar que existe un campo de juego igualado tanto en términos de oportunidades como de estándares de calidad, para que las personas y las organizaciones reciban los servicios de calidad que necesitan y merecen.

Acerca de Denis Pennel

Managing Director de Ciett y Eurociett. Denis Pennel es un experto en mercados laborales con profundo conocimiento y años de experiencia relacionados con el Empleo a nivel global y europeo. Acaba de publicar “Travailler pour soi”, un libro acerca de las nuevas realidades del trabajo.

Sigue a Denis en Twitter @PennelDenis

Acerca de WEC

Como Confederación Mundial del Empleo, WEC es la voz del sector del empleo a nivel mundial, representando habilitadores de mercados laborales en 50 países y a 7 de las empresas más grandes de soluciones en fuerza laboral. WEC brinda un acceso y compromiso único con hacedores internacionales de políticas (OIT OCDE, Banco Mundial, FMI, OIM, UE) y grupos de interés (sindicatos, la academia, think tanks, ONGs). Sus principales objetivos son ayudar a sus miembros a desarrollar sus negocios en un marco legal regulado de manera positiva y ganar reconocimiento por la contribución positiva que hace el sector al mejor funcionamiento de los mercados laborales.

Sigue a WEC en Twitter @WECglobal