La sed por la libertad

05, febrero

De como los emprendedores, los slashers y los co-workers están reinventando el trabajo. Por Denis Pennel Los ...

De como los emprendedores, los slashers y los co-workers están reinventando el trabajo.

Por Denis Pennel

Los pilares del empleo están siendo desafiados. Mientras que el trabajo asalariado y todo lo que este significa –subordinación, horario fijo y espacio de trabajo, salario mensual y carreras lineales- puede haber sido adecuado para nuestros padres y abuelos, los trabajadores de hoy quieren mayor libertad y están comenzando a reinventar el trabajo.

Un estudio realizado en Francia[1] en 2016, evaluó las actitudes frente al trabajo de 200.000 trabajadores asalariados y descubrió que el 50% afirmaban no tener autonomía para organizar su trabajo, mientras que el 34% se sentía como una máquina. Por otra parte, una investigación llevada adelante por Gallup a nivel mundial, cuyo foco era analizar el compromiso de los trabajadores, halló que solo el 13% de ellos estaban comprometidos con el trabajo, mientras que el 87% establecía no estarlo.

Ha comenzado una especie de Guerra de la independencia en el trabajo, dado que los trabajadores buscan mayor autonomía, pasión, y creatividad en el trabajo. Según una reciente encuesta YouGov para Monster, uno de cada tres millennials quiere ser su propio jefe,  y es un hecho que las organizaciones integradas y verticalistas que alcanzaron su pico en la segunda mitad del siglo XX, están en franco declive. Somos testigos de un crecimiento en la actividad económica alternativa, como dice Venkatesh Rao en su ‘Brief History of the Corporation: 1600 to 2100’, mientras que el filósofo francés Bernard Stiegler, en su libro ‘Jobs are dead, long live work’, establece que el empleo desarrollado en los últimos dos siglos ha destruido gradualmente al trabajo y las personas se están despertando ante la noción de trabajo como un medio para desarrollar y alcanzar algún objetivo por sí mismos.

Ciertamente, estamos de cara ante una nueva revolución industrial que se basa en las necesidades de la economía on demand. ¿Qué es lo que impulsa y permite esto? En primer lugar, los cambios en el comportamiento social. Las personas actualmente son más individualistas. Esperan servicios personalizados en tiempo real, y buscan opciones y modelos económicos alternativos. En segundo lugar, la revolución tecnológica, donde la digitalización, las plataformas móviles, el pago online y las redes sociales permiten que todos tengan el mismo acceso a los mercados; Finalmente, la emergencia de un nuevo modelo económico con abundancia de bienes, servicios y opciones –muchos de los cuales son vendidos incluso antes de ser producidos. El modelo on-demand se basa en comprar al menor precio posible y vender al más alto, y se encuentra en una búsqueda permanente de nuevos mercados.

Con esta nueva revolución, vemos una alianza entre shareholders y consumidores. Atrás quedaron los sistemas del siglo XIX y del siglo XX, donde el management sostenía las riendas. Actualmente es reemplazado por una sociedad impulsada por las personas –como dueños y consumidores. La creación de valor ya no se basa en grandes organizaciones piramidales, generando producción en masa para una sociedad mayoritariamente silenciosa. Actualmente, las organizaciones son más chatas y se basan en una red conectada. Los consumidores son activos y manifiestan que quieren, y los bienes y servicios son personalizados a gran escala, mientras que el modelo está en constante innovación y reinvención.

Thomas Malone retrata esta situación en su libro “La Era de la Hiper-especialización”, donde sugiere que la gestión de las comunidades de trabajadores se transformará en una de las características clave de las organizaciones del siglo XXI. El sector del empleo define esto como Total Talent Management, y está dando soporte a las organizaciones en la búsqueda y contratación de talento y de trabajadores de distintas maneras –desde trabajos full-time y permanentes, a contratos de plazo fijo, contratistas externos, y trabajo colaborativo. Me gusta describir estas formas de adquirir talento como tomar prestado, alquilar y compartir (borrow, rent and share).

Una serie de nuevas formas de trabajo están surgiendo en el mundo del empleo, y creo que se trata solamente del comienzo. Los trabajadores nunca estuvieron tan calificados con actualmente y son conscientes de su valor. Actualizan y renuevan sus habilidades de manera permanente y controlan cuando, donde y como trabajan –generalmente de forma virtual gracias a nuevas tecnologías. Además, esperan desarrollarse en un ambiente de trabajo agradable, y las organizaciones con reputación de nutrir el talento serán las principales beneficiarias. Otro aspecto importante de la economía on-demand es la velocidad, ya que el trabajo de por vida se está reemplazando por contratos de una semana, o incluso por horas o minutos.

En parte, esto trae ecos del pasado, donde los artesanos eran responsables por su propia carga de trabajo, eran dueños de los medios de producción, y se les pagaba por resultados. Trabajaban fundamentalmente desde sus hogares, estaban orgullosos de lo que hacían, y construían una reputación y una red de contactos que garantizaban trabajo continuo. En lugar de contratos, títulos y funciones de trabajo disfrutaban los beneficios del trabajo –un rol, una profesión, y actividades. Mientras que los empleados se encuentran subordinados, asalariados y atados a una jerarquía y una carrera, los trabajadores cobran una tarifa por el trabajo que realizan, y sus relaciones laborales se fundamentan en el respeto y la confianza, Trabajan de forma colaborativa, pero independiente, y son libres de definir sus propias vidas y parámetros laborales.

Mi diagnóstico es que, más allá de que los empleos puedan estar muertos, el trabajo mantiene una salud excelente.

 

[1] CFDT « Parlons Travail » réalisée auprès de 200.000 personnes en 2016

 

Acerca de Denis Pennel

Managing Director de la World Employment Confederation, Denis Pennel es un experto en mercados laborales, con extenso conocimiento y años de experiencia en cuestiones de empleo tanto a nivel mundial como de de la Unión Europea. Ha publicado varios libros en inglés y francés, describiendo las nuevas tendencias del cambiante mundo del trabajo, y participa frecuentemente como orador en conferencias internacionales.

Sigue a Denis en Twitter @PennelDenis

Acerca de WEC

Como Confederación Mundial del Empleo, WEC es la voz del sector del empleo a nivel mundial, representando habilitadores de mercados laborales en 50 países y a 7 de las empresas más grandes de soluciones en fuerza laboral. WEC brinda un acceso y compromiso único con hacedores internacionales de políticas (OIT OCDE, Banco Mundial, FMI, OIM, UE) y grupos de interés (sindicatos, la academia, think tanks, ONGs). Sus principales objetivos son ayudar a sus miembros a desarrollar sus negocios en un marco legal regulado de manera positiva y ganar reconocimiento por la contribución positiva que hace el sector al mejor funcionamiento de los mercados laborales.

Sigue a WEC en Twitter @WECglobal