La OIE y WEC lanzan una posición empresarial para una recuperación sostenible de Covid-19WEC

18, febrero

COMUNICADO DE PRENSA Un conjunto de recomendaciones políticas de la Organización Internacional de Empleadores y la ...

COMUNICADO DE PRENSA

Un conjunto de recomendaciones políticas de la Organización Internacional de Empleadores y la World Employment Confederation establece una vía clara y concreta para una recuperación sostenible del empleo y el trabajo decente.

15 de febrero de 2021 – Incertidumbre económica generalizada, alto riesgo de perturbación grave de las empresas, cambios en las directrices de seguridad y salud en el trabajo, polarización de las oportunidades y aumento del número de personas que se ven obligadas a trabajar en el sector informal, son algunas de las graves consecuencias de Covid-19 sobre el empleo y el trabajo decente que se detallan en un informe recién publicado por la Organización Internacional de Empleadores (OIE) y la Confederación Mundial del Empleo (CME).

La cuestión de la informalidad es especialmente preocupante, según la OIE y la CME, tal y como se recoge en el documento Prioridades políticas para el camino hacia una recuperación sostenible. La OIT calcula que 2.000 millones de personas -más del 61% de la población mundial empleada- se ganan la vida en la economía informal. “La informalidad ha sido el elefante en la habitación durante muchos, muchos años, pero rara vez se aborda con un enfoque holístico y medidas eficaces. La pandemia ha vuelto a poner de manifiesto la vulnerabilidad de los trabajadores y los empleadores de la economía informal, y ha vuelto a poner de relieve la urgente necesidad de crear condiciones marco propicias para que las empresas se establezcan en la economía formal, contraten y crezcan en la economía formal, y contribuyan plenamente a las necesidades y la evolución de las sociedades y las economías”, afirma la publicación conjunta.

Para abordar esta cuestión junto con los demás factores que impulsan el empleo y los retos del mercado laboral en el camino hacia la recuperación más allá de la crisis de Covid-19 y cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible 8: Crecimiento Económico y Trabajo Decente, el informe presenta una serie de recomendaciones políticas para configurar un mundo del trabajo mejor para las personas y las empresas.

Ofrece opciones políticas y normativas concretas para los responsables políticos y los interlocutores sociales en todos los niveles de la gobernanza del mercado laboral. En concreto, se incluyen la promoción de diversas formas de trabajo, el (re)diseño de políticas para el trabajo a distancia y el rediseño de las instituciones nacionales del mercado laboral y de las redes de seguridad para dar cabida a una economía y un mundo laboral más dinámicos y digitales, entre otras muchas enumeradas en la publicación.

“Esta posición conjunta proporciona una orientación crucial a las 157 organizaciones patronales miembros de la OIE, a los gobiernos y a los sindicatos para llevar a cabo acciones concretas que apoyen los caminos nacionales y locales hacia la recuperación económica y un entorno propicio para las empresas sostenibles. Es una importante contribución a la reflexión global que se está llevando a cabo sobre cómo “reconstruir mejor”, asegurando que esto no sea sólo un eslogan, sino una transformación a nivel del terreno”, explica el Secretario General de la OIE, Roberto Suárez Santos.

“Las empresas y los gobiernos tienen puntos fuertes respectivos que pueden aprovecharse en una mejor sinergia”, añade la presidenta del CME, Bettina Schaller. “Los gobiernos pueden facilitar y crear un entorno propicio para el crecimiento y la resiliencia del sector privado, que a la larga impulsará una recuperación sostenida y rica en empleos de la crisis de Covid-19”.

El puesto de la OIE/CME está disponible tanto en www.ioe-emp.org como en www.wecglobal.org.