La Innovación Social en el Futuro del Trabajo

22, mayo

Por Jacques van den Broek   Este artículo es parte de la serie de digitalización del Foro Network y alimentará los ...

Por Jacques van den Broek

 

Este artículo es parte de la serie de digitalización del Foro Network y alimentará los debates del OECD Forum 2019.

Automatización, globalización, y envejecimiento de la fuerza de trabajo despiertan el debate público y la preocupación en torno al futuro del trabajo. Como nos dice el tema del OECD Forum 2019, el mundo está en EMovimiento (EMotion en inglés). La sociedad y sus líderes enfrentan el desafío de cómo utilizar estos desarrollos para impulsar el crecimiento económico, y al mismo tiempo garantizar trabajo decente, pago justo, y seguridad social acorde.

En la edición de este año del Flexibility@Work de Randstad, Maarten Goos y Anna Salomons (Universidad de Utrecht y Universidad de Boston University) muestran que en el futuro del trabajo, la automatización tendrá tendrá un efecto positivo neto en los empleos. El avance de la tecnología aumentará el empleo total en una tasa anual del 0,5% aproximadamente.

Sin embargo, como afirman los autores en su paper, los trabajos del futuro no serán los mismos que los de la actualidad. A pesar del aumento del empleo total, 1 de cada 7 individuos enfrentará la pérdida de empleo como un resultado directo de la automatización. La naturaleza cambiante de los puestos de trabajo es una característica permanente de las últimas oleadas de progreso tecnológico, y llevará al surgimiento de tres nuevas formas de trabajo: “trabajo de frontera”, “trabajo rico”, y “trabajo de última milla”. El trabajo de frontera incluye a los empleos en nuevos campos tecnológicos, el trabajo rico a aquellos puestos creados gracias al crecimiento de la productividad, y el trabajo de última milla a aquellos puestos que aún no pueden ser automatizados. Mirando hacia el futuro, la OCDE estima que el 65% de los niños que están en guarderías realizarán trabajos que todavía no existen, tales como “jardinero urbano vertical” o “controlador de drones”.

Nuevas habilidades y formas de trabajo que incluirán a todos

Estos nuevos trabajos demandarán nuevas y diferentes habilidades. El crecimiento de la demanda de habilidades STEM y de habilidades digitales básicas es bien conocido, pero también existe amplia evidencia del crecimiento de la demanda de habilidades sociales.  Necesitaremos preparar a nuestros sistemas educativos para estos empleos del siglo 21. Además, deberemos crear asociaciones público-privadas –conectando el mundo del trabajo con el de la educación- habilitando oportunidades de aprendizaje de por vida para brindarle apoyo a los trabajadores en sus carreras, y ayudarlos en las transiciones laborales. Randstad ciertamente está jugando su parte en satisfacer esta necesidad de mejorar y desarrollar habilidades. Solo en 2018 formamos a más de 300.000 trabajadores flexibles en todo el mundo.

Mientras tanto, las nuevas actitudes hacia el trabajo dan lugar a nuevas formas de trabajo en muchos mercados laborales. En su paper, Goos y Salomons muestran como estas nuevas formas de trabajo no reemplazan los contratos por tiempo indeterminado tradicionales, sino que brindan un camino para que la fuerza laboral inactiva o informal encuentre un trabajo decente. De hecho, las nuevas formas de trabajo dentro de la economía gig ofrecen modelos flexibles y adaptables a los trabajadores, como por ejemplo el trabajo remoto, un horario flexible, y diversidad en términos de arreglos contractuales y de compensación. Esto ha habilitado a las personas que nunca se adecuaron al esquema tradicional, un ingreso al mercado formal.

Sin embargo, necesitaremos reformar nuestros sistemas para que se adapten a esta nueva realidad de vida y trabajo, y brindarles a los trabajadores la seguridad que necesitan para gestionar sus carreras de forma exitosa. Con este objetivo en mente, Randstad desarrollo un “escáner de valor de mercado laboral”, que evalúa la experiencia y habilidades de los trabajadores, con la idea de que podemos predecir el valor futuro de estos trabajadores en el mercado laboral. Este escáner no solo es útil para evaluar que habilidades deben ser adquiridas, sino que también brinda información adicional. Por ejemplo, en los Países Bajos, los bancos pueden utilizar la herramienta para evaluar si un trabajador flexible puede obtener una hipoteca.

Tech & Touch: el factor humano en el centro

Inevitablemente, el cambio y las transiciones vienen con incertidumbre. Muchas personas están atravesando dicha incertidumbre actualmente. A pesar de que a nivel macro las investigaciones muestran que el futuro del trabajo creará empleo, y traerá mayor prosperidad a las sociedades, los individuos que actualmente enfrenta la pérdida de trabajo debido a la automatización o robotización, no comparten dicha esperanza. Los jóvenes que luchan para ingresar al mercado laboral también se muestran escépticos respecto a lo que el futuro tiene para ofrecer.

Nuestro principal desafío es llevar adelante esta transición a una nueva realidad que beneficie a todos. Esto significa abrazar a la tecnología, sin perder de vista el factor humano. En su lugar, la tecnología debería ser usada de una forma justa y ética para brindarles a las personas empleos que amen, y a los empleadores los trabajadores que necesitan. El factor humano siempre será clave. En Randstad, a esto le llamamos el Tech & Touch. Encontrar la combinación Tech & Touch óptima será esencial para un futuro del trabajo exitoso.

Redefiniendo el trabajo

El trabajo debe ser redefinido. Nosotros –las empresas y los hacedores de políticas públicas- debemos re-pensar la manera en que se organiza el trabajo, y se brinda apoyo a los trabajadores en la búsqueda de empleo decente y el logro de un balance entre vida y trabajo sostenible. La legislación actual no siempre se adecua al futuro del trabajo, y las nuevas formas de trabajo demandan una nueva perspectiva. Debemos establecer un programa completo de innovación social, que debe llevar a nuevas soluciones integradas para trabajar, aprender, y protección social para beneficiar a los trabajadores, a los empleadores, y a la sociedad en general. Necesitamos garantizar el acceso completo a igualitario a los mercados laborales mediante la diversidad de formas de trabajo, al mismo tiempo que aseguramos condiciones laborales decentes y con sentido, más allá del contrato laboral individual. , finalmente, necesitamos equipar a los trabajadores con las habilidades que necesitan para triunfar en el mercado laboral, e implementar esquemas de protección social modernizados. Solo de esa forma podremos incluir a todos en nuestro viaje hacia el futuro.

Como muestra el paper Flexibility@Work 2019, no habrá faltante de empleos en el futuro del trabajo, pero el trabajo cambiará radicalmente. Al mismo tiempo que damos la bienvenida a ese futuro, necesitamos prepararnos para el cambio. Darle forma a un futuro del trabajo que sea más inclusivo y recompensar a todos los llamados para una agenda de transición y un abordaje que incluya a todos los grupos de interés, realizando intervenciones donde son más necesarias.

Flexibility@Work 2019 will be available here soon – check back for more details!

Fuente: OCDE