El impacto del Covid-19 en el valor de las empresas

02, abril

  En un entorno tan incierto, la única certeza es que la gran mayoría de las empresas van a mostrar en 2020 ...

 

En un entorno tan incierto, la única certeza es que la gran mayoría de las empresas van a mostrar en 2020 resultados muy por debajo de los habituales.   Podrán recuperar durante el 2021 el terreno perdido? Qué podemos hacer para que esto impacte menos en el Valor Compañía?

 

Por Eugenio Micheletti* para staffingamericalatina

 

El escenario ya era complicado.  El 20 de Enero, en www.Staffingamericalatina.com resumimos algunos de los eventos que venían desafiando el desarrollo de los negocios, tanto en cada mercado como a nivel global.  A esto se sumó el Covid-19 con efectos impensables para muchos, al punto que el Secretario General de la ONU (António Guterres) lo definió como “la crisis global más difícil desde la Segunda Guerra Mundial”.

La mayoría de los países reaccionó tarde a la pandemia, y algunas de las medidas fueron el aislamiento y la suspensión de todas o casi todas las actividades que no sean elementales para el aprovisionamiento de alimentos y medicamentos.   Y mientras más tiempo demoraron los países en tomar medidas preventivas, más tiempo hubo que prolongar la pausa de la economía para evitar (o minimizar) el colapso sanitario (dado que la demora significó más contagios en menos tiempo).

En general (habría que analizar sector por sector, pero no es el objetivo de este artículo), las empresas han reducido sus ingresos, y están soportando los costos de estructura, sin estímulos impositivos y previsionales, y sin asistencia crediticia adicional que les permitan subsistir en el corto plazo.  Los Directorios están evaluando planes de contingencia alternativos, más extremos, dado que me arriesgaría a decir que ningún plan de contingencia prevé una crisis de esta magnitud.  Las proyecciones de la situación económica y financiera para 2020 son pesimistas.

Un escenario probable es que hacia fines del mes de Mayo todos tengamos más claro el camino de regreso a la “normalidad”, y mientras resolvemos las urgencias de nuestros clientes y de la estructura interna, debemos poner foco seriamente en lo estratégico, ya que puede ser que el horizonte sea imposible de alcanzar.  “Normalidad” entre comillas porque los modelos de negocios no volverán a ser los de la pre-pandemia.

Por todo lo dicho, es obvio concluir que el valor de las empresas va a caer.   Podemos minimizar este impacto?  La respuesta es “SI, pero hay que cambiar”.  Siempre decimos que “lo urgente le quita tiempo a lo importante”.  Es que hoy lo urgente ES lo importante.  Y no hay margen para demoras.

Dado que asesoramos a los Directorios en procesos de M&A y valuación de empresas, resumiremos algunas ideas interesantes que agreguen valor a los accionistas, para una recuperación rápida y sustentable, mejorando los modelos de negocios, aumentando la rentabilidad, y de esta manera volviendo a las empresas más atractivas para los inversores.

En primer lugar, debemos hacer referencia al nivel de digitalización de la empresa, definido desde un modelo de negocios en el que los avances tecnológicos (acentuando la inteligencia artificial y el “machine learning”) tengan un protagonismo esencial.   No hablamos sólo de automatizar los procesos, o cambiar el software, sino de “pensar digital”, entender la economía de plataforma, y así poder aprovechar el efecto de red (“network effect”), desde la cultura organizacional hacia los procesos críticos del negocio.

Por otro lado, como siempre sostenemos, es importante tener el foco en el mercado local, pero siempre mantener una perspectiva global.   Esto permite informarse de novedades, normativas y acciones de instituciones sectoriales de otros países; realizar un permanente “benchmarking” con empresas del sector en otros países; y generar oportunidades de negocios en otros países (a través de adquisiciones, alianzas y/o desarrollo orgánico) para reducir de riesgos geográficos.

Otra opción necesaria es ampliar el mix de servicios, pensando en negocios de mayor valor agregado y márgenes más amplios, con los cuales mejorar el retorno de la inversión y el valor de la empresa.

Como ejemplos prácticos de estos conceptos sólo basta analizar los casos de las empresas a las que esta crisis les afectó menos, más allá de los sectores en los que se desarrollan sus clientes (dado que esparcimiento o turismo fueron muy afectadas, y por el contrario sector público, alimentación y laboratorios aumentaron su actividad).   

En las próximas publicaciones ampliaremos estos temas y agregaremos algunos más.

Y el valor de la empresa?  Eso es siempre una consecuencia de la estrategia y de una gestión de excelencia.  Hemos mencionado tres aspectos en los que proponemos trabajar para encarar y/o profundizar los cambios necesarios, y como resultado tendremos un mayor valor para el accionista.

 

CONCLUSIONES:

 

El Covid-19 dejó todavía más claro que, en lo que refiere a los negocios, la incorporación de tecnología y el proceso de digitalización son imprescindibles para adaptarse rápidamente a los cambios, aumentar la rentabilidad, y afrontar cualquier crisis con solidez.  Nos hace menos vulnerables, y además permite resguardar el valor de las compañías. Y mientras trabajamos para mejorar los modelos de negocios y la rentabilidad, la empresa va aumentando de valor.

 

*Eugenio Micheletti es Director de Emerging Staffing Brokers – emicheletti@emergingsb.com