El Día Internacional de la Mujer, la Empleabilidad y la Igualdad de Género

07, marzo

Si bien en la región se pueden mostrar muchos avances, todavía existen deudas importantes.   Según el informe ...

Si bien en la región se pueden mostrar muchos avances, todavía existen deudas importantes.

 

Según el informe Trabajo Decente e Igualdad de Género presentado esta semana, por primera vez en la historia más de la mitad de las mujeres latinoamericanas en edad de trabajar forman parte de la fuerza laboral de la región. Este informe fue elaborado en forma conjunta (no hay antecedentes de esto) por las cinco agencias de las Naciones Unidas (OIT, CEPAL, FAO, PNUD y ONU Mujeres)

El informe muestra que las mujeres trabajadoras son predominantemente urbanas y siete de cada diez son adultas en edad reproductiva. Casi el 54% de las mujeres en la PEA alcanzan 10 años o más de educación formal (esta cantidad de años se da en el 40.4% de los hombres). Un 22.8 % tiene educación universitaria completa o incompleta (sólo 16.2% de los hombres en la PEA alcanzan este estadio educativo).

Si bien la brecha salarial ha disminuido, hay mucho por hacer en este sentido: las mujeres siguen percibiendo menos salario que los hombres. Además de la brecha que persiste, la principal fuente de empleo de las latinoamericanas sigue siendo el trabajo doméstico, un sector que muestra un 70% de informalidad. Es necesario seguir trabajando tanto en los aspectos cualitativos como en los aspectos cuantitativos.

Una mejor calidad en el nivel educativo, reduce el riesgo de desempleo, aumenta la empleabilidad y los ingresos relativos y alivia una diferencia de género que debe desaparecer.

Tal como manifestó la Directora Regional de la OIT, Elizabeth Tinoco: “la incorporación de las mujeres al trabajo en condiciones de igualdad es esencial para enfrentar problemas endémicos de América Latina como son la pobreza y la desigualdad, y para abrir el camino hacia un crecimiento económico sostenible”