La crisis de COVID-19 expone la urgente necesidad de proteger mejor a la gente

07, julio

COMUNICADO DE PRENSA La crisis de Covid-19 ha revelado algunas lagunas importantes en nuestros sistemas de ...

COMUNICADO DE PRENSA

La crisis de Covid-19 ha revelado algunas lagunas importantes en nuestros sistemas de protección social, golpeando duramente a los que ya eran los más vulnerables. En el Informe sobre el impacto social 2020 de la Confederación Mundial del Empleo se analiza la cobertura de la protección social en diversas formas de trabajo. También muestra cómo la crisis puede ser utilizada como una oportunidad para acelerar la innovación de las redes de seguridad, inspirándose en el sector privado de los servicios de empleo para ofrecer planes de protección a una fuerza de trabajo dinámica.

Bruselas, 6 de julio de 2020 – A raíz de la crisis de Covid-19, las deficiencias de los actuales sistemas de protección social en muchos países se han hecho evidentes El Informe sobre el Impacto Social 2020 de la Confederación Mundial del Empleo muestra que un contrato de trabajo sigue siendo la clave para la cobertura formal de la protección social y que los trabajadores por cuenta propia son mucho más vulnerables que los trabajadores con contrato de trabajo.

En el 90% de los países analizados, los trabajadores de agencias de empleo y los trabajadores con otras formas de empleo contractual gozan de pleno acceso legal a las prestaciones de desempleo y enfermedad. El resto de los países tienen un acceso parcial a esas prestaciones. Sólo en una quinta parte de los países representados en el análisis los trabajadores por cuenta propia tienen pleno acceso reglamentario a los planes de desempleo de la misma manera que los empleados. En cuanto a las prestaciones estatutarias por enfermedad, tienen pleno acceso en menos del 40% de los países estudiados.

En el Informe sobre las repercusiones sociales en 2020 de la Confederación Mundial del Empleo se establece además que una de las características más problemáticas de los actuales sistemas de protección social es la discrepancia entre el acceso estatutario y el acceso efectivo a las prestaciones de protección social para los trabajadores asalariados. Los criterios de elegibilidad, como los umbrales en términos de días laborables que deben alcanzarse, pueden impedir que algunos grupos accedan a las prestaciones en caso de desempleo y enfermedad.

“Necesitamos instalar un piso mínimo de protección social para todos los trabajadores, independientemente de la forma en que se comprometan con el trabajo, si queremos que nuestros mercados laborales sean verdaderamente inclusivos y faciliten las transiciones”, dice Annemarie Muntz, Presidenta de la Confederación Mundial del Empleo. “Las redes de seguridad construidas para el mercado laboral del siglo XX ya no funcionan. La variedad de acuerdos laborales para elegir hoy en día es mayor que nunca antes, proporcionando elección y flexibilidad tanto a los empleadores como a los trabajadores. Pero la seguridad y la protección son igualmente importantes. La crisis de Covid-19 ofrece la oportunidad de acelerar la innovación de las redes de seguridad mediante una distribución más equitativa de los costos, los beneficios y los riesgos entre el gobierno, las empresas y los trabajadores”.