10 tendencias clave que cambiarán la forma en que trabajamos en la década de 2020

12, enero

La década de 2020 será una era de enormes cambios tecnológicos y en ningún lugar será más claro que en el lugar de ...

La década de 2020 será una era de enormes cambios tecnológicos y en ningún lugar será más claro que en el lugar de trabajo. Podemos esperar que cambie la naturaleza de las empresas, así como la composición de la fuerza laboral e incluso los tipos de trabajos que se requieren.

La cuarta revolución industrial requiere un nuevo contrato social, según un informe de Adecco

La década de 2010 vio la progresión de la Cuarta Revolución Industrial, una era de digitalización que comenzó a principios de siglo. La Primera Revolución Industrial fue una era de mecanización, impulsada por agua y vapor, y reformó el mundo de finales del siglo XVIII y principios del XIX. La segunda, a fines del siglo XIX y principios del XX, fue la era de la producción en masa, hecha posible por la electrificación. Y la tercera, que dominó la segunda mitad del siglo XX, fue una revolución digital, impulsada por la tecnología de la información.

La Cuarta Revolución Industrial ve una fusión de tecnologías que difuminan las esferas física, digital y biológica. En el mundo del trabajo, marca un cambio en el poder, con los empleados ganando autonomía a través del trabajo independiente, la economía de conciertos y la mayor demanda de talento escaso. Pero el cambio no es simple y es probable que requiera un nuevo contrato social.

¿Cuál será su impacto en la década de 2020? Aquí hay 10 tendencias, divididas en cuatro áreas clave, que darán forma a la próxima década.

Tecnología

  1. La revolución tecnológica: la cuarta revolución industrial está impulsada por la digitalización. El Internet of Things está convirtiendo más de nuestro mundo en datos, desde maquinaria, inventario e incluso personas. Para 2020, hasta 50 mil millones de dispositivos en todo el mundo estarán conectados electrónicamente. Esos datos pueden analizarse con inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático, que descubrirán nuevos conocimientos, impulsarán la eficiencia y crearán nuevas oportunidades para la personalización. Las empresas ya están pasando de experiencias personalizadas para clientes a experiencias personalizadas para empleados.
  2. 5G: Vincular esta tecnología será la quinta generación de conectividad móvil o 5G. Permite compartir más datos, más rápidamente, para que las áreas y dispositivos sin acceso a internet por cable o Wi-Fi estén completamente conectados. Se conectarán fábricas enteras con 5G, lo que permitirá a AI optimizar el rendimiento de cada máquina y proceso. Se conectarán autos autónomos e incluso ciudades enteras, capaces de compartir datos y operar de manera más eficiente.

Personal

  1. Automatización: a medida que esta nueva tecnología avance, muchas de nuestras habilidades se volverán obsoletas. La automatización de procesos de robot (RPA) verá que la automatización asume muchas tareas, mientras que los “cobots” trabajarán junto a los humanos para ayudarlos. Mientras tanto, se espera que los “globóticos”, una combinación de RPA y un crecimiento en los trabajadores remotos, tengan un gran impacto en los trabajadores de cuello blanco y de servicio. Sin embargo, de esta interrupción creativa vendrán trabajos completamente nuevos, desde diseñadores interactivos de chatbot hasta especialistas en ética de la automatización y más.
  2. Reskilling y upskilling: estos roles emergentes requerirán nuevas habilidades, por lo que las empresas invertirán en mejorar y volver a capacitar a sus trabajadores. Una cultura de aprendizaje permanente será vital a medida que el ritmo del cambio se acelere. Y los empleadores deberán dar mayor importancia a las “habilidades sociales”, como la capacidad de recuperación y la adaptabilidad, que serán mejores indicadores de éxito que la experiencia laboral.
  3. Tutoría inversa: el intercambio de habilidades en el lugar de trabajo será cada vez más bidireccional. Los empleados mayores se encontrarán aprendiendo más de sus contrapartes más jóvenes, una especie de “tutoría inversa” que será vital a medida que la tecnología avance. Por ejemplo, el Grupo Adecco, a través de su programa “CEO global por un mes”, hace posible que los jóvenes pasen un mes trabajando junto al CEO del Grupo Adecco, Alain Dehaze.
  4. Inclusividad: un estudio reciente encontró que las organizaciones en el 25% superior por diversidad de género superan a sus competidores en un 15%, mientras que aquellas en el 25% superior por diversidad étnica superan a la competencia en un 35%. Es probable que la década de 2020 sea una década en la que las empresas busquen diversificar su fuerza de trabajo y beneficiarse de una gama más amplia de puntos de vista, enfoques y habilidades.

Empresas

  1. Un cambio hacia empresas más pequeñas: si bien las empresas más grandes pueden beneficiarse de las economías de escala, la tecnología digital y los servicios de computación en la nube hacen que sea más fácil que nunca para una empresa pequeña acceder a capacidades de vanguardia y competir. Además de que las empresas más pequeñas pueden ser más ágiles, y el panorama competitivo podría modificarse en la próxima década.
  2. Agrupación: las empresas dentro de los sectores a menudo se agrupan en la misma ubicación para acceder al talento, estar cerca de los proveedores y obtener otras ventajas. Durante la próxima década, el rápido desarrollo de nuevos grupos podría acelerar el ritmo de la adopción tecnológica, pero también podría extender de manera desigual los efectos de la digitalización.

Sociedad

  1. Gobierno: si bien las empresas pueden hacer mucho, los gobiernos necesitarán políticas para apoyar el nuevo mundo del trabajo. La educación, por ejemplo, deberá enfatizar las habilidades blandas, como la resolución de problemas y el pensamiento independiente, en lugar de memorizar hechos y procesos. Las regulaciones deberán dar cuenta de un cambio en los hábitos de trabajo, con más trabajadores independientes y empleados de economía de trabajo.
  2. Objetivos de desarrollo sostenible: el cambio climático es posiblemente el mayor desafío de la era moderna. El comportamiento de las empresas y los gobiernos dependerá cada vez más de la necesidad de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático. Las empresas ya están considerando los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas cuando consideran su impacto y estrategia.

Pueden pasar muchas cosas en una década. Con el ritmo de cambio actual, hay muchas posibilidades de que para fines de la década de 2020 estemos al borde de la Quinta Revolución Industrial. Para aprovechar al máximo estos desarrollos, las personas, las empresas y los gobiernos deberán enfrentar los desafíos de frente y lo antes posible.