Urgencias de la década que empieza

16, diciembre

Por Martin Padulla para staffingamericalatina   En pocos días comienza una nueva década. El siglo XXI ya se ...

Por Martin Padulla para staffingamericalatina

 

En pocos días comienza una nueva década. El siglo XXI ya se nos ha presentado. Volátil, incierto, complejo y ambiguo.

América Latina tiene deudas del siglo pasado e incluso del anterior. Son visibles, se sienten. Las turbulencias y el malestar social en varios de sus países dan cuenta de ello.

La difusión de los resultados de las Pruebas PISA de este año, explican parte del problema. La inoperancia de la clase política tal vez explique otra parte. Lo evidente: necesitamos reformas estructurales. Repensar el mundo de la educación y el mundo del trabajo. Rediseñarlos juntos. Debatir el futuro, sostenible e inclusivo, humanista. Dejar de una buena vez atrás, al pasado.

¿A qué se dedican los gobernantes latinoamericanos si no están enfocados en crear talento?

Todos los países de la región están por debajo del promedio OCDE en las citadas pruebas PISA. Un fracaso rotundo e inaceptable. ¿Qué ocurre cuando lo relacionamos con el mercado laboral? El sistema productivo está en constante transformación. Un contexto de competencia global exige mayor nivel de sofisticación y un talento world class.

Esa evolución constante que a la vez garantiza supervivencia y posibilidad de crecimiento, necesita marcos regulatorios que acompañen la realidad global del mundo de los negocios. El escenario hoy refleja este absurdo: mi marco regulatorio no cambio con la realidad; si la realidad cambió, peor para la realidad. Y el absurdo es real. Aceptar la realidad y responder con cambios urgentes debería ser prioridad para salir de un status quo que cruje por todos lados vía desigualdad y exclusión.

Las urgencias implican aceptar las diversas formas de trabajo poniendo a la persona en el centro, diseñar políticas que promuevan la empleabilidad, impulsar políticas activas de empleo, promover y apoyar emprendedores, facilitar y atraer la inversión privada.

El talento pertinente se construye a partir de datos, conociendo la brecha de habilidades, para poder formar competencias basadas en la demanda, relevando las instancias de nuestro futuro posible y diseñando instancias de formación ad hoc apoyados en la tecnología. Las diversas formas de trabajo se nutrirán de un talento necesariamente formado a través de diversas formas de adquisición de conocimiento.

Somos parte de un mercado dominado por la tecnología. Se trata de un dato, no hay juicios de valor al respecto. Por primera vez, este año, las cinco empresas más grandes del Mundo en términos de valuación, son de base tecnológica.

Mientras esto es una realidad, América Latina se muestra muy rezagada en lo que concierne a innovación. Asia se ha transformado en el principal centro de innovación del Mundo. Nuestra región que representa el 6% de la economía global genera el 1,7% de nuevas patentes. Los 33 países de la región presentan menos de la mitad de las patentes que presenta Corea de Sur.

Si la economía del conocimiento nos viene a contar que el conocimiento se ha transformado en el factor clave de generación de valor y de riqueza, tenemos un problema serio.

Educación y Trabajo deberían constituir un único ministerio en el que las políticas tiendan a crear mecanismos de formación durante toda la vida pensando en el desarrollo productivo sostenible del país. Este ministerio debería ser clave, poniendo foco en esto y creando un buen clima de negocios, la posibilidad del desarrollo podría estar mas cerca.

Estoy convencido de que en la transición hacia este cambio cultural, los servicios privados de empleo están llamados a cumplir un rol protagónico en las ya mencionadas políticas activas de empleo. La articulación con los servicios públicos de empleo permite formar competencias basadas en la demanda y garantizar el acceso rápido al mercado laboral formal. Asimismo constituyen una solución para las plataformas que hoy intermedian entre la oferta y la demanda y que necesitan un marco adecuado para sus trabajadores on demand.

Estamos por comenzar una nueva década. América Latina necesita aprovechar el tiempo perdido, tomar nota de los errores por quedar anclados en un pasado que ya no existe y abrazar el futuro. La digitalización nos ofrece la oportunidad de acelerar transformaciones que serán determinantes paras las generaciones que nos sucedan. Quienes representan a los ciudadanos son responsables de tomar correctamente esas notas, comprender la trascendencia de estas urgencias y estar a la altura del tiempo histórico en el que les toca representarnos.

Las dos palabras claves de estas líneas son trasformaciones y urgencias. Esta maravillosa región merece ser vivida.

Acerca de Martín Padulla

Fundador y Managing Director de Staffingamericalatina. Martín Padulla es Sociólogo (USAL), MBA (UCA) y experto en mercados laborales. Publicó Trabajo Flexible en Sudamérica y Entornos normativos para Agencias Privadas de Empleo en América Latina, dos libros acerca de las nuevas realidades del trabajo. Esta trabajando en el proyecto #FOWiberoamerica.

Sigue a Martín Padulla en Twitter: @MartinPadulla

mpadulla@staffingamericalatina.com