Captura de pantalla 2017-10-11 16.15.24

World Employment Confederation hizo un abordaje del impacto digital sobre el trabajo

La World Employment Confederation fue anfitriona en París de su World Employment Conference, cuyo tema fue “Las dinámicas del mercado laboral en la era digital”. Además, la conferencia de este año marcó una ocasión muy especial: el aniversario nro. 50 de la creación de la World Employment Confederation. El evento incluyó a algunos de los más experimentados e influyentes CEOs de las empresas mundiales de servicios de RRHH, así como también referentes del mundo académico, de instituciones internacionales y del mundo de los negocios, todos expertos en el Futuro del Trabajo. La conferencia atrajo a más de 450 delegados, stakeholders, y miembros, incluyendo a más de 140 delegados internacionales representado a más de 40 países.

El 27 de septiembre, el primer día de la Conferencia, fue un día dedicado a los miembros de la World Employment Confederation, quienes se reunieron para la asamblea general y la reunión de comité de federaciones nacionales. El 28 y el 29 de septiembre fueron días abocados a debatir y discutir temas que afectan el futuro del trabajo. El eje de la conferencia giró en torno a cinco plenarias y seis conferencias magistrales, organizadas en torno a un amplio abanico de temas, tales como el impacto del big data en el sector, o como promover prácticas justas en las migraciones laborales.

La conferencia inaugural estuvo a cargo de Gilles Lafon, Presidente de Prism’emploi, quien delineó las contribuciones actuales del sector tanto en Francia como en el mundo, promoviendo el desarrollo económico a través de una flexibilidad responsable.

El discurso de bienvenida oficial lo dio la Presidente de la World Employment Confederation, Annemarie Muntz, quien nos recordó la importancia simbólica de París, el lugar de nacimiento de la World Employment Confederation y sede de su primera conferencia anual en 1967. Muntz destacó los factores que están revolucionado el futuro mundo del trabajo. Lo cierto es que, incluso la definición de “trabajo” está en permanente evolución en esta era tecnológica, demandando adaptación del sector del empleo así como también de la sociedad. La necesidad de que la fuerza del trabajo del futuro adquiera habilidades adecuadas para acceder al mercado laboral y de hacer del aprendizaje de por vida un pre-requisito para que los trabajadores aseguren sus carreras a futuro, serán elementos claves de esta nueva era de la digitalización, así como también lo será la necesidad de garantizar el acceso de todos a los derechos portátiles y el trabajo decente. Annemarie Muntz presentó el Manifiesto del sector del Empleo sobre el cambiante mundo del trabajo “No hay futuro del trabajo sin Innovación social”, el cual destaca cinco recomendaciones clave para las instituciones con el objetivo de que alcancen el mejor mercado laboral futuro. Cada año, el sector del empleo da apoyo a más de 50 millones de personas para que ingresen al mercado laboral, brindando trabajo decente a nivel global.

Denis Pennel, Managing Director of the World Employment Confederation, hizo los últimos comentarios de bienvenida. Brindó datos y cifras de las contribuciones del sector a la sociedad, mostrando su rol como habilitador de prosperidad, trabajo, seguridad y adaptación. Estas cuatro funciones contribuyen a la creación de un mejor mundo del trabajo. Además presentó la expansión del alcance de los servicios de RRHH  que representa la World Employment Confederation, tales como: Reclutamiento Directo, Trabajo de Agencia, Gestión de Carrera, Tercerización de Procesos de Reclutamiento y Managed Service Provider. Por otra parte, brindó datos del mercado a nivel internacional correspondientes al año pasado. El sector genera una variedad de soluciones para el trabajo, con el fin de simplificar la complejidad del mercado laboral.

Las dos primeras sesiones plenarias abordaron los desafíos del nuevo mundo del trabajo, poniendo énfasis en la digitalización y automatización, y en el rol de la intermediación en el futuro del trabajo.

Stefano Scarpetta, director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de OCDE, delineó las consecuencias de la automatización en el mundo del trabajo, con datos de recientes investigaciones de OCDE. Scarpetta afirmó que la automatización impacta sobre las tareas y no sobre los empleados, por ende, si bien el pronóstico de automatización total de empleos de OCDE es de 9%, el porcentaje de empleos con un significativo número de tareas bajo riesgo de automatización es mucho más elevado. La digitalización fue analizada como un asunto de dos caras: por un lado, tiene el potencial de acrecentar la desigualdad; y por el otro es una gran oportunidad para todos, especialmente para el sector del empleo.

Alain DehazeCEO de Adecco Group, nos recordó que el sector del Empleo siempre ha jugado y jugará un rol clave en la era digital, ayudando a las personas a adaptarse a la transformación y a los grandes cambios. El aprendizaje de por vida y las habilidades digitales son factores clave para los trabajadores en la nueva era digital, a pesar de que investigaciones recientes muestran que sólo el 50% de los trabajadores tiene habilidades digitales muy limitadas o prácticamente inexistentes. Por ende, las instituciones y organismos deben realizar acciones concretas para reducir la brecha digital.

Tanto Alain Dehaze como Jonas Prising, CEO de Manpower group, destacaron la oportunidad única que representa para el sector del empleo el crecimiento del porcentaje de freelancers en el mercado. De hecho, estos trabajadores independientes necesitan el apoyo de las instituciones en lo que refiere a reformas de la seguridad social, así como también apoyo para procesos administrativos y para la búsqueda de clientes. Con este tipo de soporte, los freelancers podrían concentrarse en su actividad principal. Ambos paneles abordaron brevemente el potencial de las plataformas digitales como disruptivas para el sector, destacando su rol en la creación de nuevas formas de acceder al mercado laboral.

Jonas Prising comparó las plataformas digitales actuales con el sector del empleo de 50 años atrás, remarcando por un lado este mismo potencial disruptivo y, por el otro, las mismas preocupaciones expresadas al interior de la sociedad. El CEO de Manpower Group se mostró confiado respecto a que las plataformas digitales, al igual que el sector del empleo, demostraron el papel único que juegan habilitando los mercados laborales. Sin embargo, subrayó la necesidad de que la sociedad apoye el proceso para reconfortar y ayudar a las personas que están lidiando con las transformaciones digitales y los cambios. Como comentario final, dijo que, si bien la digitalización modificará muchos trabajos, el toque humano siempre será irremplazable, representando el verdadero valor agregado humano en todas las actividades de la vida.

El segundo día de la conferencia se inició con un discurso inaugural a cargo de Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo.  Ryder destacó la importancia del Convenio 181 sobre agencias privadas de Empleo, alentando a una ratificación más amplia del mismo. Además expresó su apoyo al Manifiesto de la World Employment Confederation Manifesto, remarcando la necesidad de definir el término “innovación social”. Ryder declaró la voluntad de la OIT de nutrir la biodiversidad del mercado laboral “aniquilando a las formas de trabajo de poca calidad e impulsando los trabajos de calidad”.

El tercer panel de debate se abocó al impacto de la digitalización del sector de Recursos Humanos. Armand Sohet, director de RRHH de Sulzer, puntualizó el rol clave que juega el “big data” en el sector de RRHH. De hecho, históricamente el departamento de RRHH ha sido visto como un reductor, excluido de las reuniones de la alta gerencia. El “Big Data” tiene el potencial de revolucionar el rol que juega el departamento de RRHH. El Big Data puede rastrear perfectamente las circunstancias y roles de cada individuo dentro de la organización, brindando herramientas para planificar estrategias que impulsen la productividad.

Jacques Van Den Broek, CEO de Ranstadafirmó que “Recursos Humanos es un trabajo de ventas”,  ya que está a cargo de promover al personal de la empresa, retener y atraer talento. Van Den Broek concluyó el panel recordándonos que nuestra mentalidad es el factor más importante para cualquier división de RRHH.

Adriana Stel de STOOF (Fondo holandés de capacitación de trabajadores temporarios de agencia) y Jurrien Koops de ABU (Federación holandesa de agencias privadas de empleo) dieron comienzo al 4to panel debatiendo asociaciones público-privadas en el mercado laboral, presentando prácticas desarrolladas en los Países Bajos: la SPF, un centro público-privado de conocimientos que promueve mejores prácticas en Políticas Activas de Mercado Laboral. Ciertamente, el sector tiene un rol clave en la promoción de estas políticas en los Países Bajos, habilitando el acceso al trabajo a más del 35% de los desempleados, de los cuales 67% continúan trabajando tres años después. Desafortunadamente, como señaló Fons Leroy, Responsable de la Red de Servicios Públicos de Empleo de la UE, la cooperación público-privada en el mercado laboral está pobremente desarrollada en muchos otros países europeos, a pesar de que el sector claramente agrega valor a las Políticas Activas de Mercado Laboral. Stefano Colli-Lanzi, CEO de GI Group, detalló un modelo italiano, “dote lavoro” en Lombardía, el cual fue utilizado como benchmark en la implementación del programa de la UE “Youth Guarantee”.

Los panelista se mostraron de acuerdo respecto al enorme potencial de datos en Políticas Activas de Mercado Laboral. Aunque, como señaló Stefano Colli-Lanzi, el factor humano cada vez juega un rol más importante: el sector ha pasado de reunir curriculums a establecer relaciones fuertes y duraderas con los candidatos.

El panel de cierre abordó la intermediación responsable, comparando la regulación de plataformas de talento digitales con la de las agencias privadas de empleo. Phil Jennings, Secretario General de UNI Global, declaró la necesidad de aplicar la misma regulación que se aplica a las agencias a las plataformas. Sarah O’Connor, periodista del Financial Times, destacó que el éxito de las plataformas digitales está fuertemente conectado al precio, ya que los trabajadores de plataforma ofrecen los mismos servicios por menores costos. Agregó también que estos trabajadores de plataforma no son compensados adecuadamente, lo que hace de estas empresas negocios disruptivos no exitosos que quiebran el mercado. En última instancia, eliminan a los competidores justos y hacen que la sociedad pague por costos ocultos asociados con servicios de menor precio. Francois Roux de Prism’Emploi destacó la necesidad de regulaciones para los “nuevos” contratistas independientes, proponiendo el desarrollo de certificaciones de plataformas digitales, para diferenciar competidores justos y fraudulentos. La importancia de diferenciar al autoempleo de los contratistas independientes también fue resaltada por Phil Jennings.

Luego, Antoine Foucher, Director de Gabinete del Ministerio de Trabajo francés, subió al escenario. Foucher pidió al sector del empleo que se sume en el desarrollo e implementación de las reformas del mercado laboral francés. Resalto el valor del sector para el mercado laboral declarando su creciente importancia en el futuro, dado su éxito en la implementación del aprendizaje de por vida en el pasado.

La conferencia llegó a su fin de la mano de Hans Leentjes, Vice-presidente de la World Employment Confederation, quien estuvo acompañado por un miembro de la nueva generación de trabajadores. Ella compartió sus ideas respecto al rumbo del nuevo mercado del trabajo, el cual cree que brindará libertad de elección. Finalmente, Hans Leentjes entregó el escenario a Frank Farrelly, de la Federación Nacional de Reclutamiento de Irlanda, quien realizó una breve presentación sobre lo que podemos esperar de la próxima World Employment Conference, a realizarse en junio de 2018 en Dublín.

Fuente: WEC Global

 

Related News

Comments are closed