0455 1

Trabajar en portfolio, ¿es el futuro del trabajo?

Por Denis Pennel

El mercado laboral está experimentando una diversificación de las condiciones laborales. La manera en que se organiza el trabajo está cambiando en todo el mundo, y actualmente las personas trabajan en un amplio abanico de formas. El contrato por tiempo completo, de tipo permanente que alcanzó su cenit en 1960 está dando lugar a más trabajo de agencia y formas de empleo flexibles, con una extensa gama de diversas formas de contratos laborales, desde contratos a plazo fijo hasta trabajaos part-time y contratos de aprendices. Algunos países, como por ejemplo Francia e Italia, operan con 30 tipos de contratos distintos.

Una serie de variables se ponen en juego con esta tendencia. Una de ellas son las cambiantes demandas de las empresas. La economía on-demand requiere de un grado importante de flexibilidad, tanto por parte de las organizaciones como de los trabajadores. La relación laboral a tiempo complet0, con esquemas laborales de 9 am a 5 pm, cinco días por semana ya no se adecua a la economía del siglo XXI. En la nueva realidad económica, las organizaciones necesitan ser mucho más ágiles y reactivas. Necesitan una fuerza laboral que brinde flexibilidad y que pueden ampliar o reducir a tono con las fluctuaciones de la demanda y las expectativas de los clientes.

Las generaciones más grandes se sienten perturbadas ante esto, lo cual es entendible. La manera de trabajar está cambiando, y necesitan adoptar una perspectiva diferente y adecuarse a los tiempos que corren. Por otra parte, los trabajadores más jóvenes aceptan esta nueva forma de trabajar más fácilmente. Ellos esperan mayores satisfacciones de su trabajo, con roles más acordes a sus intereses y habilidades. Además, valoran el balance vida-trabajo. Las generaciones más jóvenes quieren trabajar para vivir, y no vivir para trabajar.

Vinculado a esto, tenemos el hecho de que las personas buscan cada vez mayor autonomía en su vida laboral. Son más individualistas, están hartos de los modelos de gestión que se basan en el control y las órdenes, y aprecian la libertad propia del autoempleo y de trabajar de manera independiente. Así, son libres de trabajar cuando quieren, en los proyectos que les interesan y con las personas con las que disfrutan de trabajar.

Básicamente, el resultado del trabajo independiente y del trabajo por portfolio es que las personas pueden tener mucho trabajo, sin necesariamente tener un empleo. Esta separación entre empleo y trabajo está destinada a crecer en el futuro. En muchas maneras, es una reminiscencia de la etapa previa a la revolución industrial, cuando la mayoría de los trabajadores eran artesanos independientes que vendían sus servicios a la comunidad local y desarrollaban trabajos para varias personas y organizaciones – “empleadoras”. Ellos también eran libres de elegir cuando y donde trabajar. Gran parte de su trabajo se realizaba en casa, en sus talleres, y se les pagaba por cada tarea o producto que realizaban.

En muchos aspectos, el crecimiento del trabajo de portfolio brinda grandes oportunidades. Les da a las personas la libertad de gestionar sus vidas laborales y brinda una forma atractiva de desarrollarse y generar ingresos a partir del trabajo, más allá de la edad o la etapa de la vida que uno esté atravesando. En un mundo donde numerosas regiones enfrentan el desafío de demografías envejeciendo, esta modalidad laboral permite a los trabajadores mayores mantenerse activos, en lugar de dejar de trabajar completamente.

De todas formas, no se puede esperar que las personas naveguen esta nueva forma de trabajo totalmente por su cuenta. Necesitarán intermediarios que les ayuden a conseguir trabajo y establecer un portfolio de trabajos. Aquí es donde entran las agencias de empleo y otros tipos de intermediarios. Podemos identificar trabajo, unir oferta y demanda y capacitar a las personas con las habilidades que necesitan, asegurándonos de que estén permanentemente empleadas. Las redes en línea, como LinkedIn, también dan apoyo a esta nueva forma de trabajar y ponen a los trabajadores en contacto con el trabajo. El crecimiento de los portales online, tales como Task Rabbit y Service Central ofrecen el mismo servicio de unir oferta y demanda, y se espera que crezcan en los años por venir. Lo cierto es que, en muchas maneras, hay un revival de los antiguos gremios profesionales, donde las personas con un set específico de habilidades, se asocian de forma laxa y ofrecen sus servicios de manera online a potenciales clientes.

Sin embargo, esta nueva forma de trabajar no puede ser sostenible sin una reforma de nuestros sistemas de seguridad social, que garantice que los trabajadores reciban derechos y protecciones a lo largo de su vida laboral –incluyendo su jubilación y permitiendo periodos de desempleo o subempleo. Necesitamos modernizar el sistema de manera tal que los derechos y beneficios le pertenezcan al trabajador y no al empleador. Necesitan ser derechos portátiles de un trabajo a otro, para que los trabajadores tengan con ellos seguro de salud, derechos jubilatorios, beneficios de vacaciones – de tarea a tarea.

Al reconciliar nuestro sistema de seguridad social con la nueva realidad de la organización del trabajo, podemos permitir que tanto las organizaciones como los trabajadores acepten el trabajo de portfolio, con la tranquilidad de que sus derechos y protección social serán mantenidos.

Acerca de Denis Pennel

Managing Director de Ciett y Eurociett. Denis Pennel es un experto en mercados laborales con profundo conocimiento y años de experiencia relacionados con el Empleo a nivel global y europeo. Acaba de publicar “Travailler pour soi”, un libro acerca de las nuevas realidades del trabajo.

Sigue a Denis en Twitter @PennelDenis

Acerca de WEC

Como Confederación Mundial del Empleo, WEC es la voz del sector del empleo a nivel mundial, representando habilitadores de mercados laborales en 50 países y a 7 de las empresas más grandes de soluciones en fuerza laboral. WEC brinda un acceso y compromiso único con hacedores internacionales de políticas (OIT OCDE, Banco Mundial, FMI, OIM, UE) y grupos de interés (sindicatos, la academia, think tanks, ONGs). Sus principales objetivos son ayudar a sus miembros a desarrollar sus negocios en un marco legal regulado de manera positiva y ganar reconocimiento por la contribución positiva que hace el sector al mejor funcionamiento de los mercados laborales.

Sigue a WEC en Twitter @WECglobal

 

 

 

Related News

Comments are closed