mike-kononov-171499

Según informe de MCKinsey, la automatización puede demandar que 375 millones de personas adquieran nuevas habilidades para 2030

Entre 75 millones y 375 millones de trabajadores de todo el mundo tendrán que cambiar de trabajo y aprender nuevas habilidades para 2030, debido a la Inteligencia Artificial y la robótica, según un nuevo informe de McKinsey Global Institute, un think que pertenece a la firma de consultoría McKinsey & Co.

Bajo el título “Trabajos perdidos, Trabajos ganados: transiciones de la fuerza de trabajo en tiempos de automatización”, el informe dice que un tercio de la fuerza laboral de EEUU y Alemania podría verse afectada por la eliminación de puestos de trabajo debido a la automatización.

Los trabajos afectados variarán por ocupación y sector, según el nuevo informe. Los trabajos físicos en ambientes predecibles son los más susceptibles a la automatización; estos incluyen puestos de operación de maquinarias y en cadenas de fast-food. Otros trabajados susceptibles son lo que implican juntar y procesar datos, tales como generación de hipotecas, paralegales, contabilidad y procesamiento de transacciones administrativas.

Los trabajos con menos chances de ser automatizados son aquellas que implican gestionar personas, aplicación de expertise, e interacciones sociales. Asimismo, los trabajos realizados en ambientes impredecibles, como por ejemplo jardinería, plomería, o cuidados de niños y personas mayores, son menos susceptibles a la automatización. Las razones radican en la mayor dificultad de automatizarlos y en salarios más bajos que desincentivan la inversión en maquinaria.

El informe también halló una serie de tendencias que podrían generar una demanda de millones de trabajos nuevos para 2030, y el crecimiento de puestos de trabajo superaría ampliamente la eliminación de puestos laborales debido a la automatización.

“Estas tendencias incluyen el cuidado de personas en sociedades que están envejeciendo, el aumento de la eficiencia energética y resolver los desafíos climáticos, la producción de bienes y servicios para una red de consumidores en crecimiento, especialmente en países en desarrollo, por no mencionar la inversión en tecnología, infraestructura y construcción que se necesita en todos los países,” afirma el resumen ejecutivo del informe. “Desde otro punto de vista, una economía dinámica en crecimiento –potenciada en parte por la tecnología y su aporte en la productividad- también generaría trabajos. Estos trabajados serían el resultado del crecimiento de ocupaciones actuales dada la demanda, y la creación de nuevos tipos de ocupaciones aún no existen, como ha sucedido en otros periodos históricos.”

Fuente: Staffing Industry Analysts.

Related News

Leave a Reply