IMG-20170213-WA0023

¿Qué es el bono demográfico y que impacto tiene en el futuro del trabajo?

El bono demográfico puede ser la llave para alcanzar el desarrollo sostenible. Para aprovecharlo, es necesario implementar de manera sistemática y con cierta velocidad, algunas medidas.

Por Martin Padulla para staffingamericalatina

 

Según estimaciones de las Naciones Unidas la proporción de la población que cuenta con más de sesenta años crecerá en todos los países hasta el 2050. Se espera que consuman más de lo que contribuirán a producir

América Latina está envejeciendo. Todavía somos jóvenes pero inexorablemente estamos envejeciendo. A mediados del siglo pasado, la tasa de crecimiento anual de la población regional era de 2,8%, mientras que en la actualidad es de sólo 1,2%. La buena noticia es que todavía tenemos, casi todos, el bono demográfico.

El “bono demográfico” es el período en el que cambia favorablemente la relación entre la población en edad productiva (jóvenes y adultos) y aquella en edad dependiente (niños y personas mayores), con un mayor peso relativo de la primera en relación a la segunda. Esta relación brinda una oportunidad para el crecimiento de las tasas de ahorro y de las economías, ya que una mayor proporción de trabajadores no solo representa una reducción del gasto en personas dependientes, sino que tiende a impulsar el crecimiento económico a través del incremento en el ingreso y la acumulación acelerada del capital.

Algunos autores son más prudentes y hablan de ventana de oportunidad demográfica porque consideran que el concepto de bono tiene una connotación necesariamente positiva que no siempre se constata en la realidad. Si no se hace lo correcto durante ese periodo, las consecuencias las pagan las próximas generaciones.

En el G-20 hay tres grupos bien diferenciados, los países ‘viejos’ en los que ya se cerró la ventana demográfica (Inglaterra, Italia, Francia, Alemania y Japón); los países en los que la ventana se cierra en esta década (Canadá, Australia, Estados Unidos, Rusia y Corea) y los que aún tienen un largo período de dividendos (China, la Argentina, Brasil, México, Indonesia, Turquía, Arabia Saudita, India y Sudáfrica).

La mayoría de los países latinoamericanos están transitando el período de bono demográfico.  Algunos países son más jóvenes que otros pero en general estamos ante una gran oportunidad. Las ventajas del bono demográfico se materializan en la medida en que la población en edad de trabajar efectivamente logra insertarse con éxito en el mercado laboral. El desafío es transformar el concepto de “población en edad de trabajar” en “talento, en “capital humano”. Es esencial lograr diseñar instancias de formación en competencias basadas en la demanda de corto, mediano y largo plazo. La locación de las inversiones productivas está directamente relacionada con reglas de juego claras y competitivas y talento para poder desarrollarlas

Ahora bien, que los jóvenes logren conseguir un empleo bien remunerado y con posibilidades de desarrollo profesional futuro, sólo es posible en un mercado formal del empleo. El flagelo de la informalidad en América Latina está en las antípodas del bono demográfico.

Cuando analizamos la fuerza laboral del Mundo y vemos que solo un 20% tiene un tradicional contrato por tiempo indefinido, concluimos que es necesario modernizar los marcos regulatorios y promover los denominados non standard contracts, especialmente aquellos que ofrecen mejor balance entre la flexibilidad que necesitan las organizaciones y la seguridad que necesitan los trabajadores. Los países que han promovido estos contratos tienen bajas tasas de desempleo y bajísimas tasas de informalidad laboral. Dicho sea de paso, es necesario comenzar a hablar de los diferentes tipos de contratos de trabajo porque como hemos visto, lo denominado standard ya no lo es.

Un estudio elaborado por la Universidad de Oxford el año pasado asegura que el 57% de la fuerza de trabajo humana en los países de la OCDE está en riesgo de desaparecer por la automatización y los avances tecnológicos. Esto implica que modernizar nuestros marcos regulatorios a partir de multiplicidad de contratos que se adecuen a la realidad actual del trabajo resuelve sólo una parte del problema.

Este año, Finlandia será el laboratorio mundial del ingreso básico universal. El programa piloto durara dos años y beneficiara a 2000 ciudadanos

El concepto de ingreso básico universal que no es precisamente nuevo, tiene promotores y detractores por izquierda y por derecha. Algunas de las preguntas básicas que necesitan respuestas porque están en el corazón del debate son las siguientes:  ¿es un factor de movilidad social estimulando la formación para el trabajo del futuro o sólo estimula el consumo? ¿Reduce la marginalidad y la pobreza o la perpetúa y legitima?

Se sabe que en México y en Argentina están estudiando este tema. Es interesante que esté en la mesa de debate. En Argentina incluso se está pensando en una experiencia piloto en línea con las que se están realizando en Finlandia y en Canadá. En un contexto en el que el desempleo tecnológico todavía no tiene un impacto alto pero puede ser una amenaza importante en el corto plazo, la iniciativa que se debate en el país sudamericano puede ser relevante. Además las pruebas pilotos permiten corregir y optimizar los diseños, algo fundamental en un tema que tiene demasiadas aristas. Una metodología sensata para la elaboración de políticas de Estado.

El fomento y la promoción del emprendedorismo es otro punto importante en este periodo que tiene dos impactos importantes: el primero es constituirse en fuente de trabajo para los jóvenes y el segundo es dinamizar la economía y el mercado laboral a partir de la creación de más empresas

En Chile se estima que la ventana de oportunidad demográfica se cierra al terminar el primer cuarto de siglo, especialmente por las bajas tasas de fecundidad que harán aumentar la población retirada por sobre los más jóvenes.

En el caso de Argentina, se cierra en 2035. Definitivamente si aprovecha bien el tiempo, tiene condiciones para alcanzar el desarrollo pero es mucho lo que se debe hacer con velocidad y en paralelo. Fortalecer la educación pública, crear empleos de calidad, combatir la informalidad, generar incentivos para el ahorro y garantizar reglas de juego claras desde las instituciones son solo algunos temas de la agenda urgente.

Implementar las medidas correctas y lograr que las instituciones jueguen a favor del bono y no en contra es clave. Si no se pone este tema como prioridad en la agenda, el bono se convierte en un pasivo que será más gravoso para nuestros hijos porque habremos perdido la oportunidad del desarrollo.

Tenemos una gran ventaja: podemos observar lo que aconteció en países que ya han envejecido y no sólo en los que llegaron a viejos sin ser ricos que obviamente tienen serios problemas. Podemos aprender de algunos errores cometidos por países viejos que son ricos pero tienen, por ejemplo, sistemas jubilatorios excesivamente generosos

El dividendo mal invertido también puede convertirse en un pasivo ya que en el futuro el envejecimiento presionará sobre el presupuesto público ya que aumentará la proporción de trabajadores retirados y con ellos, los gastos de salud. No es casualidad que muchos países  ya envejecidos estén replanteando el funcionamiento de sus sistemas de seguridad social, desde la forma de financiarlos hasta la edad de retiro.

Tenemos mucho por hacer. Nos jugamos el futuro del trabajo y la oportunidad del desarrollo. El desafío es monumental.

Acerca de Martín Padulla

Fundador y Managing Director de Staffingamericalatina. Martín Padulla es Sociólogo (USAL), MBA (UCA) y experto en mercados laborales. Publicó Trabajo Flexible en Sudamérica y Entornos normativos para Agencias Privadas de Empleo en América Latina, dos libros acerca de las nuevas realidades del trabajo.

Sigue a Martín Padulla en Twitter: @MartinPadulla

mpadulla@staffingamericalatina.com

 

Acerca de staffingamericalatina

Es el único medio digital independiente especializado en los mercados laborales de América Latina.

Genera y difunde contenidos, investigaciones y desarrollos sobre temáticas como Empleabilidad, Empleo Juvenil, Formación para el Empleo, Trabajo Decente, Agencias Privadas de Empleo, Políticas activas de Empleo, Teletrabajo, Articulación Público-Privadas de acciones tendientes a la generación de Trabajo Decente, Empleos Verdes y Responsabilidad Social Empresaria.

Es el punto de encuentro para empresas, proveedores, candidatos, empresas de servicios, académicos y profesionales independientes de América Latina y el Mundo.

Sigue a staffingamericalatina en Twitter: @staffingal

Related News

Comments are closed