0455 1

Porque será clave para el futuro del trabajo adoptar habilidades digitales y el aprendizaje de por vida

Por Denis Pennel

La digitalización está teniendo un enorme impacto en los espacios de trabajo. No sólo está cambiando la forma en que se organiza y contrata el trabajo, sino que también ejerce un efecto fundamental en el set de habilidades y los tipos de trabajo disponibles.

El escenario del trabajo está cambiando rápidamente y es mucho más diverso que incluso 10 años atrás. Los avances en la economía y la tecnología se traducen en la decreciente importancia de la ubicación física del trabajo. El trabajo está dejando de ser un lugar al que se va, y se convierte en una tarea a ser completada. Actualmente los trabajadores tienen una variedad de opciones laborales –y están haciendo uso de ellas. La idea de ir y volver todos los días a una oficina, y sentarse en un escritorio por ocho horas ha dejado de ser la única opción.

Los millennials son particularmente adeptos a esta forma de trabajar más flexible, y el paso por diferentes trabajos se ha convertido en una práctica más extendida. En EEUU, en los últimos 20 años, prácticamente se ha duplicado el número de empresas en las que trabajará una persona los primeros cinco años tras haberse graduado. Aquellas personas que se graduaron entre 1986 y 1990 pasaron por un promedio de 1,6 trabajos en los subsiguientes cinco años, mientras que quienes se graduaron entre 2006 y 2010, tuvieron un promedio de casi 2,85 trabajos. Entre los jóvenes actuales, mientras tengan una laptop y conexión a internet, pueden trabajar prácticamente desde cualquier lado.

denis

En síntesis, la forma en que se busca, contrata y paga el trabajo ha evolucionado más allá de los límites de la era industrial, la cual se caracterizaba por un solo trabajo de por vida y un reloj de oro en el momento de jubilarse.

Los mercados laborales actuales muestran una amplia gama de arreglos contractuales laborales. Esto aumenta tanto la participación laboral como la inclusión. Las personas trabajan en proyectos, a veces desde su casa y a veces en equipos, y van pasando una amplia variedad de formas de contrato laboral, tales como trabajo freelance, trabajo por proyectos, contratos part-time, y contratos por plazo fijo.

La digitalización no solo está cambiando la forma en que trabajamos, sino que también tiene un profundo efecto sobre las habilidades que necesitamos, y el tipo de trabajos que existen. Un mundo del trabajo totalmente distinto está a la vuelta de la esquina. Hacia 2020 la inteligencia artificial, la robótico y el machine learning se encontrarán fuertemente arraigados en nuestra vida cotidiana –de la mismo forma que se encuentran arraigados los smartphones y las computadoras en la actualidad.

Hemos sido testigos del impacto de la automatización por más de una década, y ya ni vale la pena mencionar el autoservicio en supermercados, bancos, y áreas de check-in en aeropuertos. Las máquinas están reemplazando a las personas – y  ya no solo en trabajos de baja calificación. Wall Street eliminó al 30% de su fuerza de trabajo en los últimos cinco años debido a la automatización. En el futuro, prácticamente todos nosotros nos encontraremos afectados por algún grado de automatización –desde periodistas a abogados, expertos en impuestos y técnicos. Por ejemplo, empresas tales como Whatsapp dan servicios a 900 millones de usuarios, empleado solamente a 50 ingenieros expertos en tecnología.

Lo que en realidad está sucediendo aquí es que los roles de trabajo están desapareciendo, y siendo reemplazados por sets de competencias. Si le preguntas a una empresa que es lo que más buscan en términos de talento, van a responder: competencias –fundamentalmente habilidades digitales vinculadas con IT.

Las habilidades digitales son claves para triunfar en el mercado laboral actual. Los empleadores necesitan una fuerza laboral como habilidades en permanente actualización, que puedan seguir al peso a los nuevos desarrollos y tecnologías. Actualmente, tenemos riesgos de brechas de habilidades digitales tanto en trabajos de media como de alta calificación. Debemos asegurarnos de que los trabajadores puedan mantener sus competencias actualizadas y relevantes. A pesar de que no podemos predecir exactamente cómo va a evolucionar el mercado laboral en los próximos años, si sabemos que se va a necesitar una renovación permanente de habilidades.

De las 25 habilidades más demandadas en la actualidad, el 35% se vinculan con el desarrollo de software –y entre estas, el 20% se vincula con infraestructura IT y 15% se focaliza en data analytics. El futuro es prometedor para quienes pueden sean expertos en informática, y los gobiernos deben garantizar que estas habilidades se incluyan en nuestros sistemas educativos, de manera tal que los jóvenes que finalizan la escuela estén equipados con las competencias que demanda en mercado.

De todas formas, no sólo se necesitan habilidades informáticas. En el mundo digital actual, las habilidades blandas también son sumamente importantes. El pensamiento crítico y el razonamiento analítico son aptitudes con cada vez mayor demanda. La inteligencia emocional, la capacidad de pensar por fuera de la caja, y la habilidad de interpretar y crear significado a partir de los datos, serán clave en el mercado laboral del futuro.

¿Cómo pueden trabajar los gobiernos, los empleadores y los referentes del mercado laboral para generar una fuerza de trabajo a “prueba del futuro”? Debemos realizar un abordaje novedoso hacia las competencias y el aprendizaje de por vida. La empleabilidad debe convertirse en una prioridad permanente para todo el mundo. Debemos adaptarnos y reconocer que el aprendizaje de por vida y la formación en nuevas habilidades debe ser parte de la descripción de trabajo de todo el mundo, y deben estar a disposición de todos.

El Manfiesto publicado recientemente por la World Employment Confederation convoca fomentar el desarrollo de habilidades para equipar a los trabajadores y garantizar que pueden triunfar en un mercado laboral que cambia velozmente. Además, subraya la importancia del acceso a la educación para adultos, y la capacitación flexible en el trabajo, siendo elementos esenciales para todos los trabajadores, más allá de su edad, sector o nivel educativo.

La renovación y ampliación del set de habilidades debería ser una constante en la vida laboral de las personas, y los gobiernos harían bien en generar portfolios de capacitación individuales para todos los trabajadores –más allá de sus condiciones contractuales. Debemos actuar ahora, porque el futuro del trabajo ya está entre nosotros.

Acerca de Denis Pennel

Managing Director de Ciett y Eurociett. Denis Pennel es un experto en mercados laborales con profundo conocimiento y años de experiencia relacionados con el Empleo a nivel global y europeo. Acaba de publicar “Travailler pour soi”, un libro acerca de las nuevas realidades del trabajo.

Sigue a Denis en Twitter @PennelDenis

Acerca de WEC

Como Confederación Mundial del Empleo, WEC es la voz del sector del empleo a nivel mundial, representando habilitadores de mercados laborales en 50 países y a 7 de las empresas más grandes de soluciones en fuerza laboral. WEC brinda un acceso y compromiso único con hacedores internacionales de políticas (OIT OCDE, Banco Mundial, FMI, OIM, UE) y grupos de interés (sindicatos, la academia, think tanks, ONGs). Sus principales objetivos son ayudar a sus miembros a desarrollar sus negocios en un marco legal regulado de manera positiva y ganar reconocimiento por la contribución positiva que hace el sector al mejor funcionamiento de los mercados laborales.

Sigue a WEC en Twitter @WECglobal

 

 

 

 

 

Related News

Comments are closed