wuefb

Oficios y profesiones más buscados hoy por las empresas en América Latina. ¿Serán los mismos en el futuro?

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que la región acabará 2017 con una tasa de desocupación promedio del 8,4%. Hace dos años, esta se situaba en el 6,6%.

Sin embargo, aún hay profesiones en las que existe más demanda que oferta y muchas compañías se quejan de tener que buscar talento en otros lugares al no poder encontrarlo dentro de sus fronteras.

ManpowerGroup realiza periódicamente una encuesta en la que más de 42.000 directivos de 43 países indican cuáles son los puestos de trabajo que más les cuesta cubrir.

Las siguientes son las ocupaciones que más harán falta en Latinoamérica este trimestre (por orden de demanda):

1.- Trabajadores certificados en algún oficio (mecánicos, electricistas, chefs, carniceros)

2.- Técnicos

3.- Representantes de ventas

4.- Operadores de maquinaria y producción

5.- Personal de administración y de apoyo a oficinas

6.- Ingenieros

7.- Gerentes ejecutivos y dirección corporativa

8.- Empleados de contabilidad y finanzas

9.- Personal de tecnologías de la información

10.- Conductores

Uno de los principales problemas a la hora de contratar gente para estos puestos es la poca experiencia, según los directivos encuestados. A esto se suman otras dificultades que varían según el país. En Costa Rica y Guatemala, por ejemplo, los candidatos suelen carecer de las habilidades técnicas necesarias. En Panamá no hay suficientes personas interesadas en conseguir estos empleos y, en México, los salarios que se ofrecen están por debajo de las expectativas salariales de estos colectivos.

En el caso de los técnicos, la escasez de candidatos se ha convertido en un problema que cobra importancia en muchos países de la región. Chile los necesita especializados en sectores como el de las energías renovables. A México le hacen falta sobre todo en sectores productivos como el de la automoción y la electricidad. En Perú, los institutos tecnológicos llevan un par de años alertando de que el país requiere 300.000 cada año y que de sus aulas sólo salen 100.000.

Otro de los obstáculos que los empresas encuentran la región es que pocos candidatos dominan más de un idioma.

El transporte, es uno de los sectores en donde más creció el empleo.  El incremento se dio, sobre todo en Brasil, México y Argentina. “El transporte aún tiene un recorrido muy importante en América Latina”, le aseguró a BBC Mundo el profesor de Economía y Análisis de Países del IE Business School, Juan Carlos Martínez Lázaro. El economista explicó que subsectores como el transporte aeroportuario están muy desarrollados en la región y son “de buena calidad”. Pero, otros como el marítimo o el de carreteras aún tienen muchas brechas que cerrar y el ferroviario se encuentra “por debajo de otras áreas del mundo”. La pregunta a hacerse es cuál será el impacto de las nuevas tecnologías sobre estos puestos de trabajo. ¿Tendrán futuro las habilidades vinculadas con el transporte en un contexto de gran desarrollo tecnológico?

El sector de los servicios financieros también ha aumentado su fuerza laboral en más de un 1,5%. Mientras que en Europa las fusiones bancarias y la expansión de la banca electrónica han destruido miles de puestos de trabajo, según diversas estadísticas oficiales, en Latinoamérica al sector le hace falta personal. “América Latina está viviendo un proceso muy importante de bancarización. Los servicios bancarios se están extendiendo a sectores que hasta ahora operaban en la informalidad”, explicó Martínez.

En la mayoría de naciones de la región, menos del 60% de la población utiliza productos o servicios bancarios, según la Federación Latinoamericana de Bancos. En los países desarrollados, esta cifra se eleva al 85%. Los gobiernos latinoamericanos han impulsado el uso de entidades financieras para combatir la informalidad y fomentar el ahorro, según el experto. Pero los niveles aún son bajos, por lo que se espera que la red bancaria continúe creciendo y añadiendo personal.

“Aunque aquí hay un problema y es la revolución tecnológica, que ya se está dando en Europa y está llegando a Latinoamérica”, por lo que advierte que a medio plazo la demanda de estos perfiles se contraerán. Efectivamente parece tratarse de un fenómeno coyuntural que a mediano plazo cambiara radicalmente

Perú, Colombia, México y Paraguay han liderado la creación de empleo en el sector de la construcción que se ha incrementado un 1,5%, según los datos más recientes de la OIT.

Mientras que Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Jamaica y República Dominicana hicieron que el balance final de la ocupación en el comercio fuera positiva, con un crecimiento cercano al 1,5%.

Sin embargo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advierte que estas tendencias cambiarán en los próximos años y que es necesario prepararse.

La automatización de las industrias llevaría a que la manufactura y la construcción pierdan relevancia a favor los servicios y el comercio.

Las empresas perciben este fenómeno. El 90% de los directivos encuestados por ManpowerGroup cree que sus empresas recibirán el impacto de la digitalización en los próximos dos años.

Esto implica que las habilidades requeridas en la actualidad dejen de interesar a los empleadores en un futuro cercano y que incluso algunos de los oficios y profesiones que hoy se hacen tan necesarios dejen de existir.

La OCDE estima que para 2030 la región perderá 3,4 millones de empleos, sobre todo en la minería, la manufactura, la construcción y los puestos de administración.

Para adaptarse, añade, hará falta trabajar en habilidades cognitivas, sistemáticas, técnicas y de resolución de problemas complejos, ya que las físicas solo se requerirán en uno de cada tres puestos de trabajo.

El futuro del trabajo ya está entre nosotros y  las demandas de habilidades se están reconfigurando a gran velocidad.

Related News

Comments are closed