jwrie

Mom power: un proyecto brasileño quiere revolucionar el mercado

Una iniciativa en Brasil pretende combatir la brecha laboral de género con un banco de currículums para madres que buscan reinsertarse en el mercado de trabajo. Alexei Danichev de Sputnik conversó con sus idealizadores.

 

Se acercaba el Día de las Madres en Brasil y un grupo de empresas de comunicación buscaba una idea de campaña para la fecha. “Estamos siempre estudiando las tendencias y percibimos que estábamos muy enfocados en las madres que trabajan fuera de casa, por lo que de repente empezamos a pensar sobre las otras madres”, contó a Sputnik el publicitario Mateus Oazem, director creativo del laboratorio de innovación Gira.

Así nació el proyecto ‘Contrate a una madre’, un banco de currículums para madres que quieren volver al mercado de trabajo. En 10 días, la iniciativa superó las expectativas y recibió la inscripción de más de 750 hojas de vida. De acuerdo con sus idealizadores, la plataforma funciona como una suerte de LinkedIn, la red social laboral. No hay garantía de contratación, sino la posibilidad de que el currículum sea llevado en cuenta por empresas que están al tanto de los beneficios que pueden aportar las mujeres que tienen hijos.

“En el formulario para anexar el currículo está la posibilidad de mencionar alguna habilidad adquirida a raíz de la maternidad, como el sentido de organización, de manejo con las personas, la inteligencia social y emocional. Contratar a una madre asegura la adquisición de un profesional muy dedicado“, dijo, en diálogo con Sputnik, Daniela Talamoni, directora de contenido de la agencia TeamWorker y una de las responsables del programa.

Un vídeo producido por la Federación de Familias Numerosas del País Vasco retrata con precisión el drama de la maternidad en los currículums. Cada tanto, el audiovisual, que muestra a una madre en el intento de retornar al mercado laboral, se viraliza en las redes sociales. ‘Ser madre es un plus’ dura casi cuatro minutos y enseña con imágenes todo lo que una mujer con hijos puede contribuir en un equipo de trabajo.

Para Talamoni, el proyecto ‘Contrate a una madre’ se transformó en su segundo hijo, por lo que le genera un cariño especial. Periodista, ella misma vivió la experiencia de estar desempleada a lo largo de un año después de elegir dedicarse exclusivamente a su hijo por un tiempo. La preocupación en reinsertarse en el mercado con un “espacio en blanco” en su currículum le generó mucho estrés, según recordó.

“La idea es que las empresas vean que ese ‘espacio en blanco’ puede equivaler a conocimientos adquiridos mucho más importantes que un MBA de repente. Hay un estudio que señala que un 80% de las mujeres va a ser madres hasta los 44 años de edad. O sea, ese proyecto es importante no solamente para las madres de ahora, sino también para las mujeres que temen que la maternidad eventualmente les perjudique en sus carreras profesionales”, resaltó Oazem.

Para lanzar la campaña, los idealizadores se zambulleron en el tema. Iniciaron una investigación para compilar estudios, encuestas y un sinfín de datos estadísticos acerca de la desigualdad de género. Con argumentos y soluciones creativas en manos, se presentan a las empresas en busca de apoyo y de nuevas ofertas de trabajo. Inicialmente, las primeras plazas disponibles se perfilaban en áreas más operacionales. Sin embargo, a la medida que crecía la cantidad y la diversidad de currículums en el banco, las empresas empezaron a ofrecer empleos también en sectores jurídicos y de salud, por ejemplo.

“Nos encontramos con muchas empresas que se interesaron por el proyecto, pero que lamentaron no tener ningún proceso selectivo abierto. Les estamos explicando que no se trata solo de disponibilizar un puesto de trabajo inmediato sino de tener en cuenta que a cualquier momento puede surgir una plaza y ya poder contar con ese banco”, recalcó Talamoni.

Además, la periodista remarcó que al apoyar la iniciativa, la empresa pasa a figurar como una marca innovadora, atenta a las tendencias y contra la discriminación de género. “Un estudio demostró que los varones que indican en sus currículums que son padres suelen ser valorados, mientras las mujeres tratan de esconder esa información para no ser discriminadas. Hay que tener en cuenta que los varones también pueden ausentarse en el trabajo para atender a un hijo que se enferma”, agregó.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a pesar de los esfuerzos en las dos últimas décadas para combatir la desigualdad entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo, la brecha de género sigue latente. En el informe ‘Las mujeres en el trabajo — Tendencias de 2016’, la OIT observó que “los notables progresos realizados por las mujeres en cuanto a los logros educativos no se han traducido en una mejora comparable de su posición en el trabajo“.

“En muchas regiones del mundo, en comparación con los hombres, las mujeres tienen más probabilidades de encontrarse y permanecer en situación de desempleo, tienen menos oportunidades de participar en la fuerza de trabajo y cuando lo hacen suelen verse obligadas a aceptar empleos de peor calidad”, aseveró el documento.

Fuente: Sputnik News

Related News

Comments are closed