egstrh

México: La participación de las mujeres en el mercado laboral es clave para aprovechar el bono demográfico

No incluir a las mujeres en la vida laboral genera pérdidas de ingresos del 10% al 37% del PIB para todas las regiones del mundo, según estimaciones del Banco Mundial.

Según el organismo internacional, más de mil millones de mujeres en el mundo no tienen acceso a servicios financieros debido a que no participan en la vida laboral.

El desaliento en la participación laboral femenina se ha transformado en un serio riesgo para los países que tienen por delante la posibilidad de aprovechar el bono demográfico.

Eliminar las barreras que impiden que las mujeres trabajen en determinadas ocupaciones o sectores tendría efectos positivos inmediatos, ya que reduciría las diferencias de productividad entre hombres y mujeres  entre un tercio y la mitad, y aumentaría la producción por trabajador o trabajadora entre un 3.0% y 25% en distintos países.

Los sectores que más recurren a la mano de obra femenina experimentan una mayor expansión en los países en que existe una mayor igualdad para las mujeres. La relación también funciona a la inversa: en los países que poseen una ventaja para la fabricación de productos que dependen más de la mano de obra femenina también se ha alcanzado una mayor igualdad de género.

En nuestra región, según datos de la Cepal, en los últimos 10 años la participación de las mujeres en la vida laboral se ha estancado en 53%, es decir que de cada 10 mujeres, 5,3 logran ingresar al mercado laboral. Si consideramos ese grupo, el 78 por ciento están ocupadas en sectores definidos por el organismo como de baja productividad, lo que significa peores remuneraciones.

Existen indicadores interesantes para seguir. Si tomamos el caso de México,  el último reporte Global Index del Banco Mundial indica que la penetración financiera por género muestra lo siguiente: mientras  el 65% de los hombres de más de 15 años tenían una cuenta bancaria, para las mujeres el porcentaje se reducía a 58%.

Los 7 puntos de diferencia implican una brecha mayor que la que se expone en el  71% y 67% de hombres y mujeres, respectivamente, que muestra el promedio global.

Cuando analizamos los números en México en el contexto regional, se observa que están por encima de la media en América Latina en donde el 49% de las mujeres tiene una cuenta bancaria contra el 54% de los hombres.

El aumento de la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo produce un crecimiento económico más rápido.

Related News

Comments are closed