wefqourg

El mercado de las finanzas sostenibles se afianza en América Latina

La UNEP FI, la iniciativa financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) organizó una Mesa Redonda para América Latina y el Caribe sobre “finanzas sostenibles” la semana pasada en Buenos Aires. Con Brasil, México y Colombia como punta de lanza este mercado empieza a consolidarse en la región y tiene un potencial de atraer alrededor de mil billones de dólares de inversión contra el cambio climático.

El Mercado de Bonos Verdes global podría alcanzar los 150 billones de dólares en 2017 con Estados Unidos, Francia y China como principales jugadores.

“Se trata de mitigar el riesgo pero fundamentalmente de encontrar oportunidades de inversión porque la transición a una economía baja en carbono ya no es una opción”, abrió Tatiana Assali, líder de los Principios de Inversión Responsable de la ONU.

“El mercado global de inversiones de fondos sostenibles de países desarrollados para América Latina es  de 1.000 billones de dólares. Esto es una gran oportunidad para desarrollar productos financieros”, agregó Assali.

América Latina es la región del mundo más vulnerable al cambio climático. En rigor, no suma nuevos problemas sino que exacerba los que ya estaban como pobreza y desigualdad”, planteó Santiago Lorenzo, Líder de Finanzas Climáticas de la WWF.

El Líder de la UNEP FI, Eric Usher, coincide en que “América Latina es líder en muchos sentidos. Globalmente, siempre se mencionan las iniciativas brasileras y colombianas. Allí la industria financiera ha trabajado de cerca con los gobiernos para promover normas de conducta y protocolos en este tema”.

En 2014 el Banco Central de Brasil sacó una resolución que determina que las instituciones financieras a incorporar los riesgos ambientales y sociales en sus análisis financieros, contó Mario Sergio Vasconcelos de la Federación Brasileña de Bancos (FEBRABAN) .

Ahora Brasil está encarando un procesos multisectorial entre gobierno y banca para definir un mecanismo de “fijación del precio del carbono”.

A su turno, Denise Hills, Directora de Sustentabilidad de Itaú-Unibanco, comentó que las emisiones de “bonos verdes” del banco aumentaron de un 7,5% el año pasado a casi un 20% de su cartera en 2017.

Uno de los casos destacados del seminario fue Bancolombia. El primer banco de América Latina en sacar al mercado una línea de créditos verdes que alcanzó los 100 millones de dólares.

Beatriz Ocampo, Gerente de Sostenibilidad del banco colombiano, contó cómo la empresa también gestiona sus impactos directos en el  ambiente al medir y compensar su propia huella de carbono y aplicar matriz de riesgo de cambio climático a sus más de 18 mil proveedores.

“Estamos en una misma mesa con el Gobierno y otros 20 bancos trabajando en la  estrategia y en capacitación”, destacó Ocampo.

En Colombia el Gobierno y la Asociación de Bancos firmaron en 2016 el Protocolo Verde, que busca aunar esfuerzos para promover el desarrollo sostenible del país, y trabajar por la preservación ambiental y el uso sostenible de los recursos naturales.

Bancolombia tiene como productos estrella de su cartera sostenible un Plan de Viviendas que otorga beneficios crediticios especiales si la construcción es verde. Recientemente incorporaron “Banco2” un sistema de protección de servicios de ecosistemas en el que las familias que se dedican a proteger los ecosistemas reciben un pago como retribución a su labor, gracias al aporte de personas y empresas que se comprometen a medir su impacto ambiental y compensar por este con un aporte voluntario.

En abril de este año, otra entidad financiera de Colombia, Davivienda se convirtió en el segundo banco privado latinoamericano en emitir bonos verdes. Tanto en este caso como en el de Bancolombia , los títulos fueron adquiridos en su totalidad por la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), brazo financiero del Banco Mundial, y quien tiene como prioridad las inversiones en proyectos para combatir el cambio climático.

Desde Banorte, el primer banco mexicano en firmar los Principios de Inversión Responsable de la ONU, indicaron que el área de sustentabilidad reporta directamente al CFO y al área de relación con los inversores. “Tenemos el sistema de finanzas sostenibles completamente integrado dentro de la matriz de riesgo de la gestión del crédito. Esto nos otorga una clara ventaja competitiva”, afirmó Mariuz Calvet, Directora de Sustentabilidad de Banorte.

México también ha picado en punta en “mercado de carbono” y la Bolsa de Valores ya tiene en instancia de prueba un modelo piloto.

Un punto de contacto entre todos los responsables de llevar adelante estrategias de sustentabilidad en las finanzas fue el de destacar la relevancia de herramientas de divulgación y benchmark como el Dow Jones Sustainability Index (DJSI) y el Carbon Disclosure Project (CDP) .

“El sistema económico entero debe cambiar, esto incluye al sistema financiero. Las nociones de desarrollo sostenible serán cada vez más importantes. Por ejemplo, para el sector automotor la concepción de vehículos limpios se instalará en su agenda, los inversores en este sector estarán cada vez más interesados en predecir cómo será la industria en el futuro”, concluye Eric Usher, de UNEP-FI.

Fuente: UNEP FI

Related News

Comments are closed