Photo by Rami Al-zayat on Unsplash

El mercado de aplicaciones de Brasil es fuente de innovación y empleo

Brasil es uno de los mayores consumidores de aplicaciones del mundo, siendo hoy el quinto país que más realiza descargas de esos productos. Este sector mueve, en el mundo, 25 mil millones de dólares, y la previsión es que llegue a 70,000 millones de dólares para finales de 2017.

De acuerdo con el análisis realizado por Progressive Policy Institute, denominado “Economia de Aplicativos no Brasil”, las tecnologías enfocadas al uso de dispositivos móviles ya pueden ser consideradas como una importante fuente de ingresos, además de una gran generadora de empleo en el país.

El estudio indica que alrededor de 312,000 personas son empleadas dentro del mercado de aplicaciones en el país, siendo São Paulo el estado con mayor número de trabajadores, con 146 mil; mientras Rio Grande do Sul tiene 32 mil; Río de Janeiro, 28 mil; Paraná, 26 mil; Minas Gerais, 16 mil; Santa Catarina, 9 mil; Distrito Federal, 9 mil; Pernambuco, 8 mil; y Ceará, 8 mil.

El estudio revela, igualmente, que el 85% de los trabajadores –285 mil personas– laboran con el sistema operativo Android, mientras que los desarrolladores de iOS son el 53%, o sea 166 mil. La cantidad supera el 100% porque muchos trabajan con los dos sistemas operativos.

Uno de los principales motivos de este crecimiento es el desarrollo de aplicaciones que complementan el sector de servicios y otorgan facilidades para los usuarios. Es que, actualmente, las empresas usan las aplicaciones móviles como complemento de aplicaciones tradicionales, y en un futuro serán la primera plataforma para negocios.

La vida útil de las aplicaciones enfocadas a servicios y negocios es mucho mayor cuando se compara con las aplicaciones enfocadas al entretenimiento, en razón de que estas últimas son desinstaladas más rápidamente al surgir una nueva aplicación de moda.

Aunque los números presentados pueden representar una clara señal de que en esta área la economía del país se encuentra en proceso de crecimiento, factores como la capacitación, la competencia y los apoyos gubernamentales reducen el verdadero potencial a ser explotado tanto por el gobierno, como por las grandes empresas y startups.

En Brasil, es importante generar una cultura que permita a los profesionales estar más capacitados y conocer los recursos necesarios para el desarrollo, como la nube, las interfaces gráficas y los frameworks de las plataformas móviles.

Aunque existen conversaciones entre los empresarios y el gobierno para crear estrategias que permitan acrecentar el valor de los proyectos creados, hay una gran desventaja respecto a otros países, particularmente en la parte fiscal, lo cual torna las empresas brasileñas en poco competitivas, comparadas con sus similares de América Latina o Asia.

Es por todos conocido que existen decenas de millones de teléfonos inteligentes en Brasil –para ser exactos, más de 168 millones, según datos de la FGV– y la demanda por aplicaciones continúa en alza. Es aquí dónde se encuentra el potencial para crear, administrar y sostener un mercado muy grande.

Una acción recomendada sería que el gobierno otorgara más herramientas y simplificara los procesos para crear empresas, reduciendo la burocracia y, en consecuencia, creara la base para nuevos empleos, que se traducirían en beneficios para todo el ciclo económico.

Por otra parte, Brasil debe mejorar su posición como productor de TIC (tecnologías de información y comunicaciones), partiendo primero desde el mercado interno. Actualmente, ya existe una política pública para inducir la producción nacional. En 2013, el Ministério da Ciência, Tecnologia, Inovações e Comunicações (MCTI) adoptó una ley, obligando a los teléfonos inteligentes producidos en el país a tener al menos cinco aplicaciones brasileñas. En enero de 2014, el número subió a 15 aplicaciones, y en diciembre de 2017 serán obligatorias 50 aplicaciones de empresas nacionales. Pero esta no es la única solución para el desarrollo y el crecimiento de la industria de TI. Hay varios desafíos, problemas y oportunidades a resolver.

Casi tres de cada cinco consumidores brasileños (59%) con acceso a internet ya utilizó una aplicación para comprar algo, según datos divulgados en la encuesta Consumo a través de Aplicaciones, realizada por el Servicio de Protección al Crédito (SPC Brasil) y por la Confederación Nacional de Dirigentes de los Comerciantes (CNDL). De acuerdo con el levantamiento, el 27% de los consumidores conectados tiene el hábito de usar aplicaciones para realizar compras.

La encuesta estima que, además de la comunicación, la investigación y la comparación de precios, las aplicaciones se están utilizando cada vez más para las compras. Según el estudio, las plataformas más usadas por los consumidores están relacionadas con la compra y venta de productos usados, como Mercado Libre, Enjoei, OLX y otros (46%).

A continuación, están los servicios de conductor privado o taxis (45%), tiendas minoristas nacionales (42%), aplicaciones de ofertas y descuentos, como Peixe Urbano y Groupon (31%), servicios de streaming, como Netflix y Spotify (31%), tiendas minoristas internacionales (30%) y compras de comida con entrega en casa (29%).

Además de las transacciones efectivas, muchos de los consumidores conectados usan aplicaciones para realizar operaciones y consultas bancarias (68%), utilizan servicio de geolocalización, como Waze y Google Maps (67%), para comparar precios (49%) y organizar las finanzas (20% ).

Para el 35% de los entrevistados, la facilidad de acceso en dispositivos móviles es el principal factor para consumir las aplicaciones. Otro 27% tiene en cuenta la practicidad, y el 14% afirma que encuentran los mejores precios de esta forma.

“El móvil ya es visto como tendencia irreversible en el consumo, por lo que es necesario desarrollar experiencias que cautiven a los consumidores y faciliten el compromiso, pensando aún en el uso de las redes sociales”, dice Roque Pellizzaro, presidente del SPC Brasil. “Todo muestra que la consolidación de los dispositivos móviles será el camino a seguir en el comercio electrónico en los próximos años”.

Related News

Comments are closed