aaaSPE

Cómo reconvertir los Servicios Públicos de Empleo en América Latina

Por Martín Padulla para staffingamericalatina

 

¿Tienen impacto los servicios públicos de empleo en nuestra región? ¿Logran transformar la realidad de los ciudadanos? ¿Son parte de este mundo del trabajo? ¿Se han adaptado a los cambios?

Según la OIT, los servicios públicos de empleo (SPE) promueven el desarrollo, la integración y el uso eficiente de la fuerza laboral. Los desafíos de los mercados laborales actuales, hacen que estos organismos técnicos se enfrenten a situaciones de gran complejidad como son el desempleo, subempleo crónico, la informalidad, los cambios demográficos y el impacto de la evolución digital y tecnológica. El BID también hace referencia al abordar la temática de los SPE  a los rápidos cambios económicos y sociales que  han creado un mundo laboral más complejo, en el que las transiciones entre trabajos son más frecuentes y variadas.

Para responder a esta realidad, las instituciones laborales necesitan modernizarse y  ser verdaderos agentes de cambio de la sociedad. La intermediación laboral requiere un nuevo enfoque porque el objetivo no es únicamente lograr poner a disposición de un trabajador una oferta laboral en un momento concreto sino promover trayectorias laborales de éxito a lo largo de toda la carrera profesional.

Estos cambios evidentemente tienen implicaciones muy importantes. A sus funciones esenciales los SPE le van sumando otros roles, como la gestión de programas de capacitación laboral o de seguros de desempleo, nuevos servicios especializados para empleadores e incluso la vinculación con el mundo de la innovación y el fomento del espíritu emprendedor. En un mundo del trabajo con múltiples formas, más flexible y más móvil, es necesario adaptarse a los cambios y lograr que los ciudadanos logren adaptarse en igual sentido.

El deber ser de los SPE es constituirse en uno de los principales medios para implementar las políticas gubernamentales en materia de empleo y del mercado laboral en general. Y en un contexto de cambios constantes, esto último implica no sólo empleo sino también autoempleo y emprendedorismo

El punto a dilucidar es cómo cumplir con ese rol clave de servicios de empleo fortalecidos y modernos  mejorando de la empleabilidad entendida como la disminución de la brecha que existe entre las competencias que genera el sistema educativo en nuestros jóvenes y las habilidades que demanda el mercado laboral. El adecuado abordaje de los desajustes entre la oferta y demanda de cualificaciones y la vinculación directa de apoyo a los trabajadores y a los empleadores a través de  programas activos del mercado de trabajo implican una condición necesaria pero no suficiente porque la verdadera inclusión para ser efectiva requiere de muchas más acciones.

Según plantea la OIT, “el surgimiento de las agencias de empleo privadas, debidamente reglamentadas, brinda oportunidades de cooperación en la prestación y el alcance de los servicios para diversos grupos del mercado de trabajo”. En este sentido, la ratificación del Convenio 181 de OIT sobre agencias privadas de empleo en todos los países de América Latina permitiría articular a estas empresas y a los servicios públicos de empleo coordinando por ejemplo acciones conjuntas de formación para el empleo basada en la demanda.

El Departamento de Política de Empleo de la OIT trabaja activamente para ayudar a los Estados Miembros en cuatro líneas:

  • modernizar los SPE y adaptar su prestación a las distintas fases del ciclo económico;
  • mejorar la capacidad de respuesta de los servicios nacionales de empleo para atender a buscadores de empleo y empleadores con necesidades distintas;
  • implementar programas del mercado de trabajo efectivos y adaptados a las características específicas de los mercados de trabajo regionales y locales;
  • y promover una regulación adecuada para reforzar la cooperación entre los servicios públicos de empleo y las agencias de empleo privadas.

Si los SPE deben ofrecer sus prestaciones tanto a los solicitantes de empleo como a las empresas y a quienes requieren de ayuda para ingresar en el mundo productivo, se hace imprescindible repensarlos, reconfigurarlos y gestionarlos de otra manera. La importancia del diálogo social tripartito, el benchmarking de los casos de éxito en otros lugares del Mundo y la interacción con las asociaciones globales tanto de SPE como de agencias privadas de empleo (WAPES y CIETT respectivamente) son fundamentales para elevar los estándares de calidad de los servicios y poder gestionar exitosamente esta complejidad.

Es evidente que los SPE han desempeñado un papel central en ayudar a los grupos más vulnerables del mercado laboral y  también han sido efectivos en el pasado en lo concerniente a la adecuación de calificaciones. Sin embargo hoy necesitan actualizar su estrategia.

En América Latina tenemos casos de éxito como el SENCE (Servicio Nacional de Capacitación y Empleo) que en Chile cumple un rol trascendente en lo que concierne a la capacitación, sin embargo, todavía tiene un largo camino por recorrer en materia de intermediación laboral y de articulación con agencias privadas de empleo.

El SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje) en Colombia acaso sea el mejor SPE de la región con un rol muy activo tanto en la formación para el empleo como en la intermediación. Las oportunidades de mejora aparecen en la falta de proactividad para adelantarse a las competencias que requerirá el mercado laboral en el mediano plazo y en la articulación con las empresas de servicios temporales.

Para ser efectivos como actores claves de las políticas activas de empleo, los servicios públicos de empleo justamente deben asumir el rol muy activamente. Es necesario cambiar su condición receptiva para transformarlos en agentes proactivos de cambio. En este sentido es clave poder comunicar, difundir y estar muy cerca de la ciudadanía a través de todos los medios posibles: redes de oficinas adecuadas, oficinas móviles, redes sociales, página web, call center, acercamiento a las instituciones de educación media, alianzas estratégicas con organizaciones intermedias, acciones conjuntas con empresas privadas, articulación con las agencias privadas de empleo y asistentes sociales trabajando en el campo para acercar al mundo del trabajo a los sectores más vulnerables son sólo algunas de las iniciativas de despliegue necesarias para realmente transformar.

El rol de orientador ocupacional y de formador para el empleo requiere de un conocimiento exhaustivo de la realidad local. Los SPE deben constituirse en un actor social activo en la comunidad.  Para poder orientar y para poder implementar instancias de formación basadas en la demanda es necesario por un lado trabajar en el mapeo de las competencias existentes y por otro lado relevar las competencias  que demanda hoy  el mercado y  fundamentalmente las que demandará en el mediano plazo.

En cualquier caso, un Programa de Formación de Competencias Básicas y un Programa de Formación en Oficios siempre serán la base de una estructura que debería ser muy robusta y alineada con el mercado.

Los SPE requieren de un Observatorio Permanente de la Empleabilidad para poder incrementar el capital humano del lugar que se pretende transformar. Las acciones específicas descentralizadas atendiendo las necesidades locales  serán las que permitan, a través de la consolidación de los cambios, el progreso general.

Por último y no por esto menos relevante, los servicios públicos de empleo requieren de una gestión profesional basada en objetivos específicos, con evaluaciones de desempeño para quienes brindan servicios a la comunidad, auditorías e instancias de control y con una mirada permanente a los estándares de calidad de escala mundial.

La reconversión sugerida apunta a la construcción de mercados laborales más dinámicos e inclusivos. Promueve una  contribución real al progreso social y económico de nuestras sociedades. Quizás se trate de poner estos organismos al servicio de la gente para poder transformar vidas.

Acerca de Martín Padulla

Managing Director de Staffingamericalatina. Martín Padulla es Sociólogo (USAL), MBA (UCA) y experto en mercados laborales. Publicó Trabajo Flexible en Sudamérica y Entornos normativos para Agencias Privadas de Empleo en América Latina, dos libros acerca de las nuevas realidades del trabajo.

mpadulla@staffingamericalatina.com

Acerca de staffingamericalatina

Es el único medio digital independiente especializado en los mercados laborales de América Latina.

Genera y difunde contenidos, investigaciones y desarrollos sobre temáticas como Empleabilidad, Empleo Juvenil, Formación para el Empleo, Trabajo Decente, Agencias Privadas de Empleo, Políticas activas de Empleo, Teletrabajo, Articulación Público-Privadas de acciones tendientes a la generación de Trabajo Decente, Empleos Verdes y Responsabilidad Social Empresaria.

Es el punto de encuentro para empresas, proveedores, candidatos, empresas de servicios, académicos y profesionales independientes de América Latina y el Mundo.

Sigue a staffingamericalatina en Twitter @staffingal

 

Related News

Comments are closed