VGBflora

Cómo lograr un balance adecuado entre vida personal y laboral

¿Sueles chequear tus mails del trabajo incluso cuando ya estás en casa? ¿Te llevas trabajo pendiente a tu casa los fines de semana? ¿Llegas temprano a la oficina y te quedas hasta tarde para adelantar proyectos?

Es natural que quieras dar lo mejor de ti en el trabajo. Después de todo, la mayoría de nosotros queremos ser productivos y dar lo mejor para avanzar en nuestras carreras. Sin embargo, trabajar demasiado o no sentir que tenemos el control sobre nuestra vida profesional puede derivar en un estado de estrés duradero, conocido como burnout. El Síndrome de burnout puede causar problemas en nuestra performance laboral, que derivan en mayor estrés. Por esa razón, para mantenernos sanos y productivos, es fundamental que tengamos un balance adecuado de vida personal y laboral.

 

De acuerdo a una investigación reciente, casi un tercio de los trabajadores considera que el balance vida personal-vida laboral es un factor importante a la hora de elegir un trabajo por sobre otro. Sin embargo, lograr un balance adecuado puede ser más desafiante de lo que uno podría pensar. Los siguientes tips te ayudarán a conseguir ese balance:

 

  • Se adaptable. Tal como nos recuerda Forbes, los factores que constituyen un balance adecuado entre vida personal y laboral pueden cambiar dependiendo de las circunstancias por las que estás atravesando en tu vida. Piensa las diferencias en las demandas de tu tiempo cuando eres un graduado joven con aspiraciones para su primer empleo, un profesional casado a mitad de su carrera, o un profesional establecido con hijos adolescentes. Es claro que en cada una de estas situaciones, el tiempo que desees dedicar al trabajo y a tu vida personal variará considerablemente. Por ende, a medida que avances en tu carrera, es mejor que estés preparado para adaptar tus hábitos a las cambiantes necesidades del estilo de vida que vayas teniendo.
  • Prioriza. Salary.com aconseja que ordenes tus prioridades de manera tal que puedas darte cuenta de que es lo que realmente importa para ti. Más allá de que seguramente debas atender a todas tus responsabilidades profesionales, seguramente puedas establecer prioridades en tu vida personal y ver donde estás malgastando tiempo y energía. Reduce el número de obligaciones que tengas a proporciones manejables, por ejemplo disminuyendo la cantidad de deportes o hobbies en los que estés involucrado, recortando tiempo de tu trabajo de caridad por otro por el que tengas mayor impulso y convicción de realizar.
  • Pregúntale a tu supervisor sobre opciones de trabajo flexible y teletrabajo. Muchas compañías tienen políticas que facilitan las opciones de trabajo flexible y teletrabajo. Habla con tu supervisor sobre tus opciones y explícale cómo el hecho de tener un horario flexible o trabajar desde tu casa puede ayudarte a ser más productivo.
  • Establece límites.  En lugar de intentar hacer todo, recorta tus responsabilidades a piezas manejables y concéntrate plenamente en cada una de ellas mientras la realizas. Por ejemplo, si estás en el trabajo, no contestes tu celular ni revises tu mails personales, y cuando estés en la obra de teatro de la escuela de tu hija, no respondas mensajes del trabajo. Además, aprende a decir “no” cuando tu agenda esté llena y no puedas agregar otra cosa. De esa forma, en lugar de hacer promesas que no puedas cumplir, le brindarás a la otra persona la oportunidad de encontrar una solución a tiempo.
  • Ejercítate. Incluso cuando sientas que tu día está demasiado completo como para realizar una caminata corta, ejercitarse es un aspecto esencial de mantener un buen balance entre vida personal y laboral. Trata de realizar al menos 20 minutos de actividad física por día para trabajar tu cuerpo. Esto no sólo hará que estés más sano, sino que te hará sentir más contento y optimista.
  • Toma el control. WebMD aconseja concentrarse en las cosas que puedas controlar para traer más relax a tu vida. Hazte un tiempo para relajarte cada día, incluso si es sólo por una hora. Apaga tu smartphone por la noche o por lo menos no cheques tus mails del trabajo una vez que te hayas ido de la oficina. Encuentra la forma de ordenar tareas tales como hacer mandados, lavar la ropa y limpiar tu casa de manera tal que no ocupen todo tu tiempo libre. Tomando el control de esas pequeñas cosas, podrás reducir tus niveles de estrés y liberar tu tiempo personal.

Combinar las demandes de tu vida profesional con las necesidades de tu vida personal puede ser desafiante, pero con estos tips en tu cabeza, podrás encontrar el balance adecuando y potenciar tus posibilidades de vivir una vida más feliz, sana y productiva.
Fuente:

2014 KGWI http://www.forbes.com/sites/jacquelynsmith/2013/04/18/8-ways-to-achieve-better-work-life-balance/ http://www.salary.com/14%2Dsteps%2Dto%2Dachieving%2Dwork%2Dlife%2Dbalance/slide/11/ http://www.webmd.com/health-insurance/protect-health-13/balance-life?page=1

 

Related News

Comments are closed