Divi

Aruba: un paraíso cerca de casa.

En el corazón del Sur el Caribe, a sólo 25 km de la costa de Venezuela y debajo de la zona de huracanes, esta elegante isla espera a los viajeros de negocios y de placer del sector del staffing.

¿Cómo describir Aruba? Quizá la mejor manera de empezar sea con definiciones convencionales. Es una isla de 32 km de longitud y 10 km de ancho en su parte más amplia, con una superficie de 180 km cuadrados, playas de arenas blancas (algunas de ellas consideradas entre las mejores del Mundo), vientos alisios agradables y 27 grados centígrados de temperatura. Las lluvias son infrecuentes.

¿Será esto lo que distingue a Aruba? Todo parece indicar que no. Tal vez sean los árboles fofoti o divi, que crecen en la costa adoptando formas muy estéticas por el constante trabajo del viento. Estos árboles constituyen todo un símbolo de este país autónomo del Reino de los Países Bajos.

El Aeropuerto Reina Beatríz se encuentra muy cerca de Oranjestad, la capital de Aruba. Oranjestad tiene fuerte influencia holandesa, elegantes tiendas, excelente gastronomía y marcas de primer nivel internacional.

En Aruba conviven en paz 100.000 habitantes de 80 nacionalidades. Los Arubianos, hablan cuatro idiomas: holandés, inglés, español y la musical lengua local papiamento.

En el interior de la isla, ocupando el 20% de ella, se encuentra el Parque Nacional Arikok; una reserva natural de gran belleza que constituye el parque nacional más grande del Caribe.

Los amantes del buceo, snorkeling, parasailing, kayak, windsurf, kitesurf, pesca deportiva  o cualquier otro tipo de deporte acuático sentirán que han arribado al lugar ideal.

Los golfistas están de parabienes, ya que cuentan con campos de golf fantásticos. La única molestia puede ser no ver la pelota de lejos cuando cae en los bunkers de arena blanca…

Para quienes practican tenis, la mayoría de los hoteles cuentan con courts a disposición para jugar partidos a cinco sets en un entorno soñado.

El Aruba Convention Bureau provee todo tipo de asistencia para la organización de congresos, convenciones y cualquier tipo de reunión de negocios en una isla segura, con gente educada, gran variedad de servicios de alta calidad y predisposición para colaborar en la organización de un evento memorable.

El slogan de Aruba es One Happy Island y quizá esto sea lo que mejor define a la isla: ya sea por placer o por negocios, las sensaciones que genera Aruba invitan a volver.

Related News

Comments are closed